El balance de la Feria y Fiestas de Alcázar de San Juan 2019 resultó muy positivo. Las fiestas transcurrieron sin incidentes y contaron con una alta participación en todas las actividades organizadas, tanto en la Feria de Día como por la noche.

El nuevo emplazamiento de los conciertos, en la Plaza Joven, también ha funcionado muy bien, integrándolos en el recinto ferial. La alcaldesa alcazareña, Rosa Melchor, dio un lugar especial a las demostraciones gastronómicas, que cada año cobran más auge, después que en 2014 se decidieran trasladar las diurnas a la Plaza de España. La primera edil agradeció la colaboración de las asociaciones de Alcázar en la organización de esta actividad. Al igual que “el trabajo silencioso” de trabajadores, operarios y técnicos municipales “que hacen que todo salga perfectamente y la Feria sea un éxito todos los años”

Un año más, la Feria alcazareña ha vuelto a batir récords en todas las actividades organizadas, tanto en la Feria de Día como por la noche. Actividades para todos los públicos y todos los gustos que contaron con la Plaza de España y el entorno del recinto ferial como escenarios.

Pero si hay una actividad estrella, esa son las demostraciones gastronómicas, especialmente las diurnas, que cada año cuentan con mayor participación, con una media de entre 30 y 40 cuadrillas diarias. Un evento que se organiza y desarrolla con la colaboración de las asociaciones locales, a las que la alcaldesa de Alcázar, Rosa Melchor, agradeció su implicación. “Hace cinco años las demostraciones gastronómicas estaban de capa caída, porque se habían sacado de la Plaza de España y estaban aisladas del ambiente festivo, en un entorno poco integrador. La decisión de este equipo de Gobierno de traerlas de nuevo al centro de la ciudad y maridar gastronomía con música, mejorando cada año las condiciones de los participantes, delimitando las parcelas o poniendo toldos para aumentar las zonas de sombra, se ha demostrado que fue una buena decisión. Hemos conseguido revitalizar la plaza durante la Feria, favoreciendo también a hosteleros y comerciantes”. Comenta Melchor, insistiendo en que “no se entendía” que las actividades gastronómicas estuvieran “al margen” de la fiesta y que su resurgimiento y el auge que han tenido en los últimos cinco años, hasta el punto de convertirse en uno de los ejes principales de la Feria y Fiestas, “es gracias a que ahora la gente está donde tiene que estar, integrada en el ambiente festivo” y en la Plaza de España.

Una de las líneas de trabajo del equipo de Gobierno, no sólo durante la Feria y Fiestas, ha sido siempre la de revitalizar la actividad en la Plaza de España como principal zona de encuentro de la ciudad. Por este motivo, durante el actual mandato quieren mejorar este espacio. “La Plaza de España es un lugar muy versátil que permite celebrar cualquier tipo de evento y congregar a un buen número de personas. Por eso queremos hacerla más confortable para alcazareños y visitantes. El próximo año, junto con la remodelación de la plaza de toros, entoldaremos la Plaza de España”, adelanta la primera edil.

Volviendo al balance de Feria, otro de los éxitos más significativos ha sido el buen funcionamiento de la Plaza Joven, donde este año se han integrado los conciertos, aumentando el número de asistentes, llegando a alcanzar los 6.000 y completando el aforo en algunos de ellos. En torno a 6.000 personas se congregaron también en la explanada de Pablo Iglesias durante la Noche Popular de las Gachas Manchegas.

“En general, la Feria ha funcionado muy bien. Todas las actividades han contado con una importante participación. Demostraciones diurnas y nocturnas, conciertos, actividades infantiles, noches populares en la Plaza de España, verbenas…” Eventos que coincidían a lo largo de todos los días festivos y que se han desarrollado sin incidencias; motivo por el que la alcaldesa alcazareña quiso agradecer el trabajo de los operarios y técnicos municipales. “Para que la Feria funcione, hay muchas personas trabajando de forma invisible para que salga todo perfectamente y podamos disfrutar tanto durante el día como por la noche”.

En resumen, en palabras de la primera edil de la ciudad, “Alcázar ha vuelto a demostrar que es una ciudad viva, también durante las fiestas. Unas fiestas que deben servir a vecinas y vecinos como momento para disfrutar y compartir, además de tiempo de reencuentro con familiares y amigos. Esta es la función que cumple el público durante las fiestas, la labor de los políticos es facilitarles que sea así y rentabilizar las fiestas social y económicamente, no utilizarlas para hacer política”.