Ante los datos alarmantes de consumo de tabaco y sus terribles consecuencias, desde la Unidad de Tabaquismo del Hospital Mancha Centro y la concejalía de Educación del ayuntamiento de Alcázar de San Juan, se iniciaba en el curso escolar 2015/2016 un programa de Tabaquismo: PREVENCIÓN SOBRE EL CONSUMO DE TABACO EN ADOLESCENTES Y CENTROS EDUCATIVOS” que continúa hasta la actualidad, dirigido a alumnos de 1º y 2º de Educación Secundaria Obligatoria (ESO) de los seis institutos de Alcázar de San Juan.

Este programa consiste por una parte en una intervención educativa mediante charlas de una duración aproximada de 60 minutos, en las que se explican aspectos generales del tabaquismo, los efectos nocivos del tabaco, concepto de adicción y cómo manejar la presión de grupo. Estas sesiones formativas se imparten por un equipo multidisciplinar compuesto por una Neumóloga, un Enfermero de Salud Mental y Medicina Interna, un Odontólogo y una Psicóloga, en coordinación con los centros educativos y con la colaboración de la Concejalía de Educación del Ayuntamiento de Alcázar de San Juan. Las charlas se imparten durante los meses de noviembre y diciembre.

Además de las charlas formativas el programa contempla otras acciones preventivas de sensibilización como el Concurso de Videos.

Este programa en su segunda fase, pasa al alumnado de 1º y 4º de la ESO un cuestionario con el objetivo de hacer seguimiento y estudiar la eficacia del programa.
Este año participan un total de 1.058 alumnos/as.

En los países industrializados, el tabaco es la primera causa prevenible de muerte e invalidez. Según datos de la OMS (Organización Mundial de la Salud) para el año 2030 se prevé́ que 10 millones de personas mueran al año prematuramente por enfermedades relacionadas con el tabaquismo. El tabaco es la segunda sustancia psicoactiva más consumida en España entre la población de 15 a 64 años, con una prevalencia de consumo alguna vez en la vida del 69,7%.

Por término medio, el primer consumo de tabaco se produce a los 14,1 años. Según la última encuesta ESTUDES (Encuesta sobre uso de drogas en Enseñanzas Secundarias en España) publicada en 2018, los jóvenes que manifiestan un consumo diario de tabaco representan el 8,8% de los alumnos.

Existe consenso acerca de la necesidad de prevenir en los centros educativos las conductas nocivas como es el tabaquismo. Los centros educativos son entornos ideales para proporcionar programas de prevención a los alumnos antes de su primer contacto con el tabaco. Según numerosos estudios independientes los programas de educación para la prevención del tabaco en las escuelas que se centran en los enfoques de entrenamiento de habilidades han demostrado ser efectivos para reducir la aparición del tabaquismo.

Durante años se han desarrollado y aplicado numerosos programas antitabaco en los centros educativos. Los programas convencionales que han sido evaluados han tenido éxito respecto a la mejoría en los conocimientos y actitudes de los estudiantes, pero muy pocos han reducido de forma considerable la prevalencia de tabaquismo en adolescentes.

En la última revisión Cochran, se señala que sólo en la mitad de los estudios de mejor calidad los participantes del grupo de intervención fuman menos que los controles, lo que hace hincapié́ en el hecho de desarrollar estudios de alta calidad y en buscar alternativas más eficaces a los programas existentes, intentando enfocar las intervenciones según las características de los adolescentes, factores de riesgo, edad de inicio de los programas, uso de nuevas tecnologías y participación activa de los alumnos.