Castilla-La Mancha trabaja en un documento para la mejora de la atención sanitaria en las zonas despobladas que se elevará a Europa

Castilla-La Mancha va a mantener la próxima semana una reunión junto a las comunidades de Aragón y Castilla y León sobre la atención sanitaria en zonas despobladas.

Así lo ha dado a conocer el consejero de Sanidad, Jesús Fernández Sanz, en una jornada preparatoria sobre Sanidad y Despoblación celebrada en la ciudad de Cuenca.

Fernández Sanz ha indicado que este encuentro forma parte de un conjunto de acciones “que comienzan la semana que viene en Castilla y León, para tratar este mismo tema y elevarlo tanto al Ministerio de Sanidad como a la Comunidad Europea para poner en valor lo que España y en nuestro caso, Castilla-La Mancha, queremos hacer en aquellas zonas con mayor dispersión y mayor despoblación”.

Así, ha asegurado el consejero de Sanidad, “se va a tratar el modelo de atención que queremos para las zonas despobladas, cómo facilitar la captación de profesionales para estas zonas y cómo servirnos de las nuevas tecnologías sanitarias en los lugares con mayor despoblación”. Para ello, desde la Sanidad de Castilla-La Mancha se tiene claro el método a utilizar, un modelo que está basado en tres documentos que avalan el trabajo que queremos hacer en esta misión.

El primero de estos documentos es el marco de trabajo de Atención Primaria en el que están trabajando el Ministerio y las comunidades desde 2018. Es el libro de cabecera de la reforma de la Atención Primaria, a la que se ha contribuido desde el SESCAM y la Consejería de Sanidad.

El segundo apoyo que tenemos es a través del Plan de Salud, con horizonte 2025, que tiene un capítulo dedicado a la Atención Primaria y es el modelo de Atención Primaria con el que queremos trabajar.

Por último, el tercer documento es la Ley de Despoblamiento de Castilla-La Mancha, que nos sitúa como la única Comunidad que ha generado una ley de este tipo.

El responsable de las políticas sanitarias de Castilla-La Mancha ha resaltado que “actualmente en Castilla-La Mancha, tenemos una inversión de más de 1.000 millones de euros en infraestructuras sanitarias en marcha”.

Asimismo, “tenemos el Plan de alta tecnología que se cerró en 34 millones de euros y ahora otro con 29 millones y además tenemos la alta tecnología en los hospitales que estamos construyendo y tenemos los recursos humanos”.

En este sentido, Fernández Sanz ha reseñado que “en estos momentos tenemos la mayor plantilla en atención sanitaria que ha tenido nunca el Servicio de Salud de Castilla-La Mancha. Son más de 27.000 personas en plantilla, que se elevan a 34.000 efectivos”.

“Con estas herramientas: infraestructuras, tecnología y personas, se debe dar el salto a la equidad de la prestación sanitaria, independientemente de dónde se viva y a la mejora de la atención sanitaria”, ha concluido el consejero de Sanidad.

Vacunación contra el COVID

Sobre el proceso de vacunación contra el COVID-19, el consejero de Sanidad ha destacado el éxito de la vacunación tanto en Castilla-La Mancha como en España.

“Mucha gente no pensaba que íbamos a estar en el 70 por ciento de la población vacunada a estas alturas del año. Es un éxito del sistema sanitario público en definitiva y del Ministerio y de las comunidades autónomas”, ha asegurado.

Así, ya se ha superado los 1,4 millones de vacunados con pauta completa en Castilla-La Mancha.

Para finalizar, el consejero de Sanidad no ha dejado de agradecer la labor de los profesionales sanitarios, “que sí han creído que íbamos estar a estas alturas del año con estas cifras”.

La entrada Castilla-La Mancha trabaja en un documento para la mejora de la atención sanitaria en las zonas despobladas que se elevará a Europa se publicó primero en Diario de Castilla-la Mancha.

Una nota original de Diario de Castilla-La Mancha Información.

Advertisement
Ir arriba