Estas cocinas en color blanco te darán mucha inspiración para renovar tu vieja cocina. Y si estás pensando en decorar tu nueva cocina, pues que sea tan bonita como estas. Una cocina es un lugar acogedor donde la familia se reúne, pero también donde se cocinan alimentos. Por ello deben ser acogedoras, prácticas y lucir pulcras. Y qué mejor para la máxima pulcritud que una cocina en color blanco. Este es un color con muchas cualidades, luce estupendo por sí mismo, que lo puedes usar de pared a pared. Se combina a la perfección con todos los colores posibles. Hace ver más espaciosa y más iluminada cualquier cocina.

Decorar cocinas de color blanco


El color blanco es un color acromático, que posee máxima claridad y carece de oscuridad. Se parece al color de la nieve. Es el nombre de una variedad de tonalidades que parten de la máxima claridad, pasando por otras coloraciones de tono blanquecino o blancuzco. El blanco es un color frío que refleja perfectamente la luz. Se mezcla a la perfección con otros colores más cálidos que equilibren esa sensación de frialdad del mismo. Entre otras cualidades, se le reconoce elegancia, versatilidad y mucha claridad.

Cuando pensamos en decorar una cocina en color blanco o renovar  una cocina pequeña, el color blanco es ideal para ello. Por sus cualidades hace lucir visualmente cualquier espacio más grande. Es un color que se ve bien en contraste con dorado o plateado metálicos de la estufa, o los utensilios de cocina. Cuando se decora por primera vez una cocina, idealmente se usa blanco. Es más fácil de combinar con otros espacios del hogar de diferente color. Pero también tiene esa cualidad de pulcritud que ya sabemos, queremos disfrutar siempre en la cocina.

Cocinas elegantes


Hay toda una variedad de tonalidades del color blanco para decorar cocinas. Aunque el blanco clásico es muy atractivo, para algunos puede ser muy rudo. Por ello se pueden aprovechar suaves tonalidades como el blanco sucio, hueso, y blanco tiza. Estos suavizan la apariencia del entorno y lucen desde luego, muy elegantes y prácticos. Estos tonos son ideales para cocinas que tienen muchos ventanales o grandes ventanas. Se combinan espléndidamente con tonos intensos de naranja y también funcionan con tonalidades pastel.

Para decorar cocinas en color blanco, idealmente hay que tener en cuenta que se ensucia rápidamente. Así que es importante siempre tener un pequeño recipiente con pintura que aplicar en alguna mancha muy notoria. Esto es muy práctico cuando se tienen niños pequeños y se ensucian las paredes. También hay pinturas para paredes en color blanco que se lavan fácilmente.  Hoy, el tono de color blanco hueso es el más popular, porque tiene todas las ventajas de máxima claridad. Pero por su tonalidad también resiste más el desgaste.

Cocinas preciosas en blanco


Toma inspiración de estas cocinas en color blanco, que se ven geniales. En ellas se ha recurrido a aplicar el color blanco de pared a pared. Pero también se ha escogido mobiliario y electrodomésticos en el mismo color. Es muy fácil en las tendencias actuales de decoración, hacerse tanto con mobiliario como electrodomésticos en color blanco o el color que nos guste. Ese blanco que se ve de pared a pared y en toda la cocina es simplemente fantástico.

El color blanco se fusiona a perfección con el color de la madera. Esto transmite una sensación de elegancia natural que todos queremos tener en casa. Pero además, se ve bien con detalles en negro y en rojo. Pero como el blanco total quizá nos parezca excesivo, podemos recurrir a estos colores para imprimirle un toque de colorido. Las cocinas en color blanco resisten las tendencias de temporada, porque es un color precioso que se ve bien siempre.


La cocina es un lugar que debe ser práctico por cuanto en ella cocinamos. Pero también debe ser un lugar acogedor. Las cualidades del color blanco que ya hemos mencionado son ideales, pero aún hay más. Hay que escoger materiales de calidad para la cocina, que sean blancos demanda que estén siempre nítidos. Es importante la calidad porque nos asegura que no tendremos problemas en que luzcan bien. El orden es imperativo en una cocina, si luce desordenada aunque sea muy bonita se verá mal.

Y en una tendencia de cocinas en intensos colores tierra, una bonita cocina blanca, siempre se verá espléndida. Luce perfecta en todo momento, es fácil de limpiar, aunque esa pulcritud del blanco nos haga pensar lo contrario. No debemos olvidar las luces, en el color blanco es mejor usar bombillos con tonalidades de luz amarilla. Estas al reflejarse suelen transmitir un ambiente cálido.

Como notarás en estas bonitas cocinas, al blanco se ha agregado apenas un mínimo de color de contraste. Esto las hace ver estupendas y desde luego, quién no querría cocinar y pasar el rato con la familia en una cocina que luce tan bella como estas.