Decorar con colores neutros es muy fácil porque combinan con todos los colores. Son colores que además son muy elegantes y se pueden aplicar a todas las estancias del hogar. En la cocina, en el salón, en el baño y hasta en el dormitorio infantil pueden aprovecharse con éxito. Para que te decidas por estos maravillosos colores, te daremos ideas geniales de estancias y tonalidades que te gustarán. Los encontrarás muy atractivos para renovar tu hogar con mucho estilo.


Los colores neutros para decorar no son para nada una novedad, hace mucho que se utilizan en el hogar. Son colores que gustan mucho porque además de ser versátiles, transmiten calma, pulcritud y confort. Son básicos en algunas tendencias decorativas como el minimalismo y el estilo nórdico tan populares hoy. Decorar un espacio del hogar con colores neutros, aunque para algunos aburrido, hace ver la estancia más amplia y más iluminada.

Cualidades de los colores neutros


Generalmente los colores neutros se usan como base, pero de ninguna manera compiten sino que combinan con otros a la perfección. Y son tan versátiles que se prestan bien a muchas capas de color y muchas texturas. Hay tantas tonalidades de cada color neutro, que se hace fácil lograr encontrar las ideales para cada gusto.

Los colores neutros agrandan visualmente los espacios, son ideales para las estancias pequeñas. Pero esto no quiere decir que no se puedan usar en grandes espacios, porque también en ellos resulta ideal. Para una estancia que es muy grande, los colores neutros se aplican en contraste para darle un aspecto dramático y atractivo.

Cuáles son los colores neutros


Los colores neutros son el blanco, el gris, el beige, el negro, el café, el azul marino y los tostados. Cualquier color de baja intensidad se considera neutro. Se obtienen de la mezcla de los tres colores primarios que son rojo, azul y amarillo. Por ello contienen partes iguales de estos tres colores primarios. Los hay fríos como el blanco y el beige pero también los hay cálidos como el marrón. El negro y el blanco son colores saturados pero se convierten en neutros, porque al combinarse pierden esa intensidad.

La forma  de lograr la combinación ideal:  paredes color neutro y mobiliario intenso. Las mejores mezclas de colores neutros son el blanco/crema, beige/marrón, beige/dorado, beige/marrón o azul, gris/blanco, gris/rosa, gris/verde, gris/violeta y gris/azul. El gris es uno de los colores más atractivos de los colores neutros por que combina con muchos colores.

Cómo combinar los colores neutros


Por esa cualidad, el gris es uno de los más elegidos a la hora de conformar una decoración en tono neutro. Porque el gris combina con el rojo, azul, naranja, blanco, rosa y tonalidades cobre o plata. El gris aunque combina espléndidamente con estos colores, no resta a su atractivo, porque es un color que resalta con los mismos.

El color negro, no es un color neutro para algunos, pero su combinación con otros colores transmite serenidad y extrema elegancia. Podemos combinarlo con grises, beige, o tonalidad crema y aun con algunos tonos tostados. Muy importante es recordar que el negro funciona bien para los detalles decorativos y mobiliario y no en las paredes. Si se quiere aprovechar el negro se puede pintar pequeños detalles en una pared en este color.


El blanco es un color maravilloso, a todos gusta y nunca pasa de moda. Pensando en este color como parte de una decoración en colores neutros, el resultado será brillante. Es un color que viene bien en cualquier estancia y que se combina o contrasta con otros colores. Pero también con otras de las muchas tonalidades del blanco. Se puede crear un coqueto espacio en tonalidades de blanco aprovechando otros colores neutros en el mobiliario y la alfombra. Pero si se quiere jugar con los colores, se puede usar el blanco combinando con gris o con azul, para lograr algo más chic.


Emprender una renovación o una decoración original en color neutro resultará ideal. Porque como hemos visto son colores que se combinan o contrastan con muchos otros. Además los colores neutros son perfectos tanto para el hogar como para los ambientes de trabajo. Son colores sofisticados que resisten las tendencias cambiantes en la decoración, porque los neutros reinan desde siempre.

Elegir matices de los colores neutros

Es muy importante a la hora de elegir los colores neutros que vamos a usar en nuestro hogar, tener presente que cada color tiene matices. Estos matices deben tenerse en cuenta a la hora de elegir los demás colores con los que se usarán. Para ello debe tenerse en claro, los colores a elegir y sus matices así como las zonas a decorar. Esto nos evitará contratiempos como que los colores no combinen  en la decoración final.
Como puedes ver en estas imágenes, el resultado de utilizar los colores neutros en la decoración son estancias acogedoras y elegantes. Sin dejar de lado, la modernidad que todos queremos tener en nuestra casa.