Cruz Roja destacó en su tradicional concierto de Navidad el trabajo realizado en favor de la inserción laboral

0

Cruz Roja celebró en la mañana del pasado domingo, 15 de diciembre, la 32 edición de su tradicional concierto navideño. Un evento en el que participan cada año la Coral Polifónica de la ciudad, la asociación de Coros y Danzas y la Banda de Música de Alcázar de San Juan.

Como cada año, se reconoció al socio más antiguo y al más reciente, así como a las empresas que colaboran con los proyectos de Cruz Roja, especialmente los destinados a la inserción laboral de jóvenes y personas con mayores dificultades de acceso al mercado laboral. La presidenta de la Asamblea Local de Cruz Roja, Conchi Herrera, destacó que en 2019, han sido un total de 83 personas las que han encontrado empleo gracias a los programas de Cruz Roja. La alcaldesa de la ciudad, Rosa Melchor, disfrutó del concierto y animó a los presentes a extender y vivir el espíritu navideño todo el año. “Somos una ciudad de bienestar solidaria y todo apunta a que el próximo año se pueden iniciar para Alcázar los felices años 20 del siglo XXI”.

La Coral Polifónica, la asociación de Coros y Danzas y la Banda de Música de Alcázar de San Juan pusieron, un año más, música y solidaridad a la Navidad alcazareña en la 32 edición del tradicional concierto de Cruz Roja. Un evento que, además de dar la bienvenida a las fiestas y recaudar dinero para la Asamblea Local de esta organización, sirve para hacer balance del trabajo realizado por voluntarios y miembros de Cruz Roja a lo largo de 2019. La presidenta de Cruz Roja, Conchi Herrera, destacó la inserción laboral de 83 personas, gracias a los proyectos de la organización. Un logro que ha sido posible por la colaboración de las empresas de la localidad, algunas de ellas reconocidas en el intermedio del concierto, junto al asociado más antiguo y el de más reciente incorporación. “Tenemos un tejido asociativo y empresarial muy participativo, que se suma a los proyectos de Cruz Roja facilitando formación práctica, buscando nichos de empleo y contratando a jóvenes y personas con dificultades de inserción laboral”, señaló Herrera.

Por su parte, la alcaldesa de Alcázar, Rosa Melchor, subrayó la solidaridad que ha mantenido el concierto de Navidad de Cruz Roja, como un hito en el calendario navideño, durante 32 años. “Solidaridad reflejada en las asociaciones que participan y en el público que viene a disfrutarlo”. Igualmente señaló que este espíritu navideño se extiende en Alcázar a lo largo de todo el año. “Somos una ciudad de bienestar que se ocupa de todas las personas, de los mayores, a través de talleres para la memoria, El aula activa o la ayuda a domicilio; de niñas y niños, con becas de comedor y ayudas para material escolar para que inicien el curso en igualdad de oportunidades o de las personas con capacidades diferentes, con numerosos recursos; o las personas con problemas de salud mental, con 40 plazas de residencia comunitaria”. Estos fueron algunos de los ejemplos enumerados por la primera edil para señalar que Alcázar “puede extender el espíritu de la Navidad a lo largo de todo el año”. Un espíritu que se caracteriza por “la solidaridad, la empatía con el diferente, el amor al prójimo y el trabajo colaborativo con vecinas y vecinos para mejorar nuestra ciudad”. Un trabajo que se realiza de forma más estrecha con asociaciones y organizaciones como Cruz Roja, a quienes agradeció su labor,”porque la gratitud también forma parte del espíritu navideño”. Con todos estos ingredientes, aseguró la alcaldesa, “estamos en disposición de iniciar en Alcázar unos felices años 20 del siglo XXI”.

En el concierto de Cruz Roja sonaron villancicos tan clásicos como “Noche de Paz”, “Adeste Fideles”, “Alegres Cascabeles”, “Blanca Navidad” o “Papá Noel llega a la ciudad”; junto a otros populares de diferentes lugares de La Mancha y del mundo como “Cholito”, la “Danza Pastoril” o “Jilguerillo Mañanero”.

El cierre de oro fue la actuación conjunta de las tres asociaciones interpretando el conocido Coro de las Espigadoras de la zarzuela “La Rosa del Azafrán”. Un clásico de los primeros conciertos de Cruz Roja, en el Teatro Crisfel, rescatado para la ocasión.