Después que la II edición de los Mayos Infantile tuviera que aplazarse debido al mal tiempo, el miércoles 24 de mayo la Plaza de España de Alcázar de San Juan acogió a los alcazareños más pequeños, vestidos con trajes tradicionales y pañuelos de yerbas, que cantaron y bailaron manteniendo esta costumbre popular. La primera edil dio la bienvenida a los cuatro colegios participantes, agradeció a la asociación de Coros y Danzas la iniciativa y abogó por el mantenimiento de actividades “que son la esencia de nuestras raíces”.

La asociación de Coros y Danzas de Alcázar de San Juan organizó, por segundo año consecutivo, los Mayos Infantiles. El objetivo de esta actividad es transmitir una de nuestras costumbres más populares a los más pequeños, contando con la participación de los colegios de la localidad. Los pequeños interpretaron -en un escenario que se habilitó en la Plaza de España para ello- los tradicionales mayos, además de otras canciones de ronda y de primavera.

El aplazamiento de esta segunda edición ha hecho que, en esta ocasión, sólo hayan podido participar cuatro centros escolares: Juan de Austria, Gloria Fuertes, trinitarias y trinitarios; aunque se trata de una iniciativa de la que se hace partícipe a todos los colegios de Alcázar.

“El objetivo de nuestra asociación, nuestra misión, es transmitir nuestras raíces a los más pequeño. Eso es lo que perseguimos con esta actividad”, explicó el presidente de la asociación de Coros y Danzas de Alcázar, Jesús Guzmán. “Mientras tengamos actividades como éstas nuestras raíces y nuestras costumbres no se van a terminar”, apuntó también desde la asociación Pilar Maldonado.

La alcaldesa de Alcázar, Rosa Melchor, abandonó por unos momentos su despacho en el edificio consistorial para disfrutar de la actuación de estos pequeños alcazareños, agradeciendo a los Coros y Danzas la labor de difusión de la cultura musical y las tradiciones de Alcázar que realizan. “La mejor forma de arraigar una tradición es a través de los más pequeños. Los mayos deben convertirse en algo tan popular en esta época del año como lo son los villancicos en Navidad. Por eso es importante que estos Mayos Infantiles se sigan organizando todos los años, que se siga organizando esta actividad para que no se pierda la costumbre popular de cantar los Mayos”.

Desde las diez de la mañana y hasta casi entrado el mediodía, la Plaza de España se convirtió en centro de animación, y las voces de niños y niñas interpretando los mayos y canciones populares en el hilo musical de un soleado 24 de mayo.