21 años, alcazareño y estudiante de medicina, este es el perfil del campeón del mundo de culturismo natural, Diego Carneiro, que fue recibido por la alcaldesa de su ciudad natal, Rosa Melchor y el concejal de Deportes, Javier Ortega el viernes 20 de diciembre.

Un sencillo acto para reconocer el esfuerzo de este deportista, que llegó al mundo del fisioculturismo por casualidad, se enamoró de la disciplina, fue superando retos y consiguió ser el mejor del mundo el pasado mes de noviembre en Toulouse (Francia).

La alcaldesa de Alcázar de San Juan recibió en su despacho al campeón del mundo de culturismo natural, el alcazareño Diego Carneiro. Un deportista que suma un logro más al nutrido palmarés deportivo de la ciudad, donde más de 11.000 personas practican alguna disciplina deportiva.

Diego llegó al fisioculturismo por casualidad, porque su primera práctica deportiva fue el baloncesto. Al cursar los estudios de bachillerato,como actividad extraescolar puntuable, se apuntó al gimnasio. El baloncesto no le fue muy bien aquel año, pero cogió el gusto al entrenamiento gimnástico, como forma de tener un mejor físico y estar saludable. Poco a poco se fue interesando por métodos de entrenamiento y empezó a conocer gente que practicaba fisioculturismo y se fue poniendo retos. “Conoces gente que está por encima de ti y te esfuerzas por subir un escalón más”. Así, peldaño a peldaño, Diego consiguió ser campeón de España primero y del mundo el pasado mes de noviembre. Aunque no se enteró hasta días después, cuando la Federación Española de Fisioculturismo sedio cuenta que no le habían sumado unos puntos que lo situaban en la primera posición, por encima del que hasta el momento había sido el campeón mundial. “Cuando me llamo la presidenta de la Federación pensaba que era una broma. Luego me emocioné”.

El campeón defiende el culturismo practicado de forma natural, sin sustancias dopantes. “Todo el mundo asocia este deporte a determinadas sustancias, pero no es así. El culturismo natural defiende una práctica saludable, a pesar que los días antes de las competiciones son duros, porque pasas hambre y estás deshidratado”. Diego compagina la práctica del fisioculturismo con sus estudios de medicina.

La alcaldesa alcazareña, Rosa Melchor, agradeció a Diego el que haya querido compartir su éxito con la ciudad de Alcázar y puso en valor el esfuerzo y la superación del campeón. “Queremos que los alcazareños sean profetas en su tierra, especialmente en el caso del deporte, porque más de 11.000 personas practican alguna disciplina en nuestra ciudad”. La primera edil remarcó que “no hay distinciones” entre deportes más populares o minoritarios, “porque todos requieren dedicación y esfuerzo, más aun para conseguir ser campeón del mundo. Todos nuestros deportistas y sus logros son importantes”.

Alcaldesa y concejal de Deportes entregaron a Carneiro diferentes detalles con la marca de la ciudad #EsAlcázar, “para que presuma de ser alcazareño, como nosotros presumimos de que lo sea”, concluyó Melchor.

Recomendaciones contra el coronavirus para mayores