En el marco de la III Semana Universitaria y Cervantina “Alfonso Ruiz Castellanos”, que dirige el Profesor Víctor Raúl López, de la Universidad de Castilla–La Mancha, y celebrada en la Casa de la Cultura de Quero (Toledo), ha tenido lugar el pasado 28 de abril, organizada la Sociedad Cervantina de Alcázar de San Juan, la II Mesa Redonda Cervantina, la cual se sucede a la celebrada el pasado año en la localidad de El Toboso. Junto con el resto de sus actividades culturales, la Sociedad Cervantina alcazareña pretende poner en valor y potenciar cuanto de cervantino existe en estas tierras que, oficialmente, ostentan el calificativo de “Corazón de la Mancha”.

Los participantes en la Mesa Redonda de izquierda a derecha: Jesús Sánchez Sánchez (moderador), Milagros Rodríguez Cáceres, Enrique Suárez Figaredo y Felipe B. Pedraza Jiménez, junto con el Presidente de la Sociedad Cervantina de Alcázar de San Juan, Luis M. Román Alhambra.
Cartel anunciador es un foto-montaje de M. Estrella Cobo Andrés a partir de dos dibujos de Jaume Pahissa.

La Mesa, titulada: “Dos autores, dos libros y dos Quijotes frente a frente: los de Cervantes y Avellaneda” y moderada por el miembro Sociedad Cervantina alcazareña Dr. Jesús Sánchez Sánchez, ha contado con la participación de tres especialistas de primera fila en Avellaneda. El Profesor Dr. Felipe Pedraza es Catedrático de la Universidad de Castilla–La Mancha y Director del Instituto Almagro de teatro clásico. La Profesora Dra. Milagros Rodríguez Cáceres es profesora de la misma Universidad, así como historiadora de la literatura española, editora y autora de una amplia panoplia de publicaciones en el ámbito de la crítica literaria. Don Enrique Suárez Figaredo es Ingeniero, editor de textos clásicos españoles y descubridor de una hasta entonces desconocida segunda edición de la obra de Alonso Fernández de Avellaneda.

La Mesa Redonda se extendió a lo largo de casi dos horas y fue seguida por numeroso público en la Casa de la Cultura “Alfonso Ruiz Castellanos”, cronista de la villa de Quero fallecido prematuramente, en cuyo honor se celebran estas Semanas Universitarias y Cervantinas.

En el transcurso de la Mesa fueron presentados y debatidos toda una serie de aspectos que atañen tanto a la valoración de la obra de Avellaneda considerada individualmente como a la relación de influencia recíproca con el Quijote de Cervantes. Respecto del primero, fue unánime la idea de que el texto de Avellaneda merece estar por sí mismo entre los clásicos del Siglo de Oro español. Es una obra técnicamente muy bien construida por un escritor solvente y eficaz.

Se reseñó, además, cómo la Segunda Parte de Quijote de Cervantes no puede entenderse sin la existencia del de Avellaneda. No sólo en lo obvio de que su aparición espoleó la conclusión por Cervantes de su Segunda Parte, sino en otros aspectos tan determinantes como la forma de manejar la comicidad por Cervantes, el desarrollo de la intertextualidad o el énfasis en la quijotización de Sancho y tantos otros aspectos del segundo Quijote cervantino que sin el concurso de la obra de Avellaneda muy probablemente no hubieran aparecido. Tan es así que, para los amantes del Quijote cervantino, ya sean  cervantistas o quijotistas, y en palabras de Enrique Suárez, la lectura del Avellaneda viene a adquirir casi el carácter de “obligatorio”.

La Mesa Redonda en su totalidad estará próximamente  disponible para ser visualizada en el canal YouTube de la Universidad de Castilla–La Mancha.

La entrada Dos autores, dos libros y dos Quijotes frente a frente: los de Cervantes y Avellaneda se publicó primero en Diario de Castilla-la Mancha.

Más en últimas noticias de Castilla-La Mancha.