Toledo, 27 de julio de 2017.- El Gobierno de Castilla-La Mancha da un paso más en la protección de las mujeres víctimas de violencia de género incentivando su inserción en el mercado laboral mediante la rúbrica de un convenio de colaboración entre la Consejería de Economía, Empresas y Empleo y el Instituto de la Mujer.
 
Este documento pone en plano de igualdad a las Oficinas de Empleo y Centros de la Mujer en la atención y la orientación de las mujeres víctimas de violencia de género aprovechando la especialización del personal de los centros en los que se llevarán a cabo las acciones de preparación prelaboral a las mujeres que no estén en condiciones de seguir un itinerario de inserción y necesiten con anterioridad trabajar asuntos como la autoestima, el empoderamiento,  y otras cuestiones.
 
En las oficinas de empleo de Castilla-La Mancha hay 3.242 mujeres víctimas de violencia de género inscritas, de las que 769 están ocupadas, pero demandan una mejora en el empleo, y 2.473 están en desempleo. “A todas ellas va destinado el objeto de este documento cuya principal meta es hacer libres a estas mujeres, propiciando su inserción laboral y con ello mejorar su autoestima”, ha dicho Patricia Franco que también ha añadido “el empleo es la llave a la independencia económica y personal que las mujeres que han sufrido la violencia machista necesitan para escapar de ella y emprender su propia vida lejos del maltrato”.
 
El convenio incluye una nueva vía de colaboración en materia de promoción del emprendimiento de mujeres, en base al Plan de Autoempleo, Creación de Empresas y Emprendimiento, por el que los Centros de la Mujer, 84 en toda la región, colaborarán con la detección de proyectos emprendedores promovidos por mujeres, que sean viables, sobre todo en las zonas rurales, y canalizarlos hacia las oficinas Adelante Empresas y oficinas de empleo.
 
Durante esta legislatura, los Centros de la Mujer de Castilla-La Mancha han apoyado a las oficinas de empleo en la orientación de las mujeres víctimas de la violencia de género. En el año 2015, 706 mujeres pasaron por los Centros de la Mujer, procedentes de las oficinas de empleo, para la elaboración de itinerarios personalizados de inserción y en 2016 fueron 1.031 mujeres.
 
“El convenio que acabamos de firmar va a suponer poder llegar a más mujeres y que estas reciban una atención más integral y adecuada a su situación, dirigiéndolas a otros programas de empleo y formación que les permitan finalmente acceder a un puesto de trabajo”, ha apuntado la consejera. 
 
Por su parte, la directora del Instituto de la Muer, Araceli Martínez, que ha explicado el contenido del convenio ha agradecido el esfuerzo que ha hecho la Consejería de Economía, Empresas y Empleo con la plantilla de personal de orientación recibiendo formación para poder facilitar y ayudar a estas mujeres en busca de unas mejores condiciones laborales, ya que “es necesario poder ofertar un tratamiento más adecuado a las mujeres víctimas de violencia de género en su proceso de inserción laboral ya que el obtener autonomía económica es un paso indispensable para tener independencia; pues cuando hablamos de víctimas de violencia de género, que son un grupo especialmente vulnerable, el mejorar sus condiciones de empleabilidad y de acceso al mercado laboral es absolutamente indispensable, no solo en su proceso de recuperación personal sino en su proceso de autonomía económica para no tener que depender, en este caso, de su agresor”.
 
En este contexto, Martínez ha reconocido la apuesta que el Gobierno de Castilla-La Mancha y la Consejería de Economía, Empresas y Empleo hace por llevar a cabo políticas activas de empleo en las que la plena integración de la mujer es una constante.  Así, ha subrayado la importante aportación que ha hecho el Plan de Empleo gracias al que se han incorporado un importante número de mujeres al mercado de trabajo, “dignificando sus vidas”. Del mismo modo ha hecho alusión al Plan Adelante que ha seguido las mismas premisas.
 
Contenido del Convenio
 
El Convenio, ha explicado la directora del Instituto de la Mujer, tiene por objeto establecer las líneas de colaboración entre la Consejería de Economía, Empresas y Empleo y el Instituto de la Mujer para la orientación laboral de las mujeres víctimas de violencia de género desempleadas e inscritas en los servicios públicos de empleo. Se trata de asesorarlas y acompañarlas para mejorar su nivel de empleabilidad y fomentar su incorporación al mundo laboral.
 
Se prestará atención a mujeres víctimas de violencia de género acompañándolas en el  itinerario de inserción sociolaboral, diferenciando fases, flujos y funciones. También a mujeres con iniciativas emprendedoras para  favorecer e impulsar proyectos empresariales, en un estadio inicial.
 
Asimismo, se prioriza la emisión por el Instituto de la Mujer de los informes de condición de víctima de violencia de género para su priorización en acciones de empleo o formación. A estos efectos, la Oficina de Empleo solicitará informe a cada Dirección provincial del Instituto de la Mujer sobre el reconocimiento de la condición de víctima de violencia de género de la usuaria.
 
La mujer víctima de violencia podrá elegir dónde desea recibir el servicio de orientación profesional, ya sea a través a través del área laboral del Centro de la Mujer de referencia, o en la propia Oficina de Empleo. El Convenio no conlleva dotación económica y tiene vigencia de un año prorrogable por periodos iguales.

La entrada El Gobierno de Castilla-La Mancha da un paso más en la inserción laboral de las mujeres víctimas de violencia de género se publicó primero en Diario de la Mancha.

Más en últimas noticias de Castilla-La Mancha.