El Gobierno regional muestra su compromiso con el sector agroalimentario que “ha dado la talla” también en los momentos de dificultad

0

El Gobierno de Castilla-La Mancha va a seguir comprometido con el sector agroalimentario, “la actividad económica más importante de nuestra tierra”, representando ya el 16 por ciento del Producto Interior Bruto y que, en estos momentos excepcionales provocados por la crisis sanitaria, “ha dado la talla”.

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, acompañado por el consejero de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, ha visitado esta mañana las instalaciones de EMCESA, una empresa familiar especialista en productos cárnicos que da empleo a más de 200 personas y que se encuentra ubicada en el municipio toledano de Casarrubios del Monte, siendo uno de los ejemplos en la región de responsabilidad social.

Martínez Arroyo ha incidido en que el sector agroalimentario es un sector “potente”, y toda la cadena agroalimentaria, desde el primer hasta el último eslabón, “ha demostrado estar a la altura”, siendo una actividad “muy adaptada” y que desde antes de la pandemia ya contaba con las condiciones de seguridad en sus plantas garantizando en todo momento la mayor seguridad alimentaria a los consumidores.

Durante su intervención, se ha referido a los agricultores y ganaderos, que son “la base de la cadena”, y sin los cuales “no podríamos transformar la realidad económica”. Así ha recordado que en la región existen más de 120.000 familias que se dedican a la agricultura o la ganadería y por ellos se ha trabajado desde el Ejecutivo regional con el fin de garantizar las ayudas de la Política Agraria Común (PAC), para la cual se contará con una prórroga de dos años “para que tengan la certidumbre de que va a haber renta en la actividad agriara”.

La industria agroalimentaria, ha subrayado, representa actualmente el 16 por ciento de la riqueza regional, y por ello, más hoy, es momento, ha dicho el titular de Agricultura en Castilla-La Mancha, de resaltar la actividad de todos y cada uno de los eslabones que la componen.

Ha recordado cómo antes de la llegada de la pandemia, los agricultores y ganaderos salieron a la calle para pedir precios justos por sus productos y es seguro “que cuando esto pase, todos tendremos con ellos una deuda aún mayor” porque es responsabilidad de todos, de toda la sociedad, también del Gobierno, seguir comprometidos con la que es la actividad económica más importante de Castilla-La Mancha.

El consejero de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, ha querido agradecer a los trabajadores y al Consejo de Administración de esta empresa familiar de Casarrubios del Monte, la decisión de “seguir avanzando en el camino” y ha recalcado su compromiso con la sociedad, contribuyendo de manera solidaria ante momentos de enorme dificultad, suministrando alimentos para más de 200 familias con necesidades en municipios de la Mancha Toledana. Una iniciativa de responsabilidad social, que se realiza con la colaboración del Gobierno regional, con Protección Civil y los voluntarios de la Escuela de Hostelería de Castilla-La Mancha en Tembleque.

En la visita han estado presentes las consejeras de EMCESA, Verónica y Sandra García-Cáceres; el director general de la empresa, Javier Mancebo, así como el alcalde de Casarrubios del Monte, Jesús Mayoral y el delegado de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural en la provincia de Toledo, Jesús Fernández, también alcalde de Tembleque, municipio desde donde se coordina la entrega de los alimentos donados por esta empresa a los pueblos de la zona.

Una nota original de Diario de Castilla-La Mancha Información.