Toledo, 14 de diciembre de 2017.- El Gobierno de Castilla-La Mancha está ofreciendo a los empleados públicos de la región, frente a la destrucción que sufrieron en la anterior legislatura, estabilidad, consolidación y optimismo y trabajará para que el próximo año sea tan provechoso como este en lo referente a la recuperación de sus derechos.
 
Así lo ha puesto de manifiesto el consejero de Hacienda y Administraciones Públicas, Juan Alfonso Ruiz Molina, durante su intervención en un debate general en las Cortes regionales, en el que ha mencionado algunas de las recientes mejoras que en el ámbito del empleo público está llevando a cabo el Ejecutivo de Emiliano García-Page.
 
En este sentido, se ha referido al acuerdo firmado hoy mismo por el Gobierno regional con todos los sindicatos con representación en la Mesa Sectorial de Educación de Castilla-La Mancha para mejorar la regulación de las bolsas de trabajo de los interinos docentes no universitarios.
 
Asimismo, Ruiz Molina también ha mencionado la aprobación por unanimidad en la Mesa Sectorial de las Instituciones Sanitarias del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (SESCAM), celebrada el pasado día 12 de diciembre, de las bases, la convocatoria y las plazas del concurso de traslados correspondiente al año 2017. Un concurso de traslados que, como ha recordado, contempla un total de 5.405 plazas vacantes y con sistema de resultas, lo que supone que es el proceso de provisión más amplio convocado en la historia del SESCAM.
 
Además, ha añadido Ruiz Molina, también esta misma semana, en concreto el día 11 de diciembre, se negoció con los sindicatos en la Mesa General de Negociación de los Empleados Públicos, la Oferta de Empleo Público de la Administración de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha para este año.
 
Finalmente, en el ámbito del empleo público, el titular de Hacienda y Administraciones Públicas ha destacado la segunda fase del Plan de Impulso a los Servicios Públicos, que permitirá aprobar hasta el final de la legislatura un total de 10.158 plazas en sucesivas ofertas de empleo público.
 
Este plan, tal como ha señalado Ruiz Molina, supondrá que en los cuatro años del Gobierno de García-Page se habrán aprobado en la región 11.872 plazas de empleo público, un 80 por ciento más de las previstas inicialmente, y se habrá logrado reducir la tasa de interinidad hasta el ocho por ciento.
 
En último lugar, el consejero de Hacienda y Administraciones Públicas ha querido poner en valor que el Ejecutivo castellano-manchego no está únicamente consiguiendo la estabilidad para los empleados públicos, sino también para los trabajadores de las empresas privadas que prestan servicios a la Administración regional, gracias a la firma, hace unos meses, del III Acuerdo por la Estabilidad en el Empleo en Castilla-La Mancha, que beneficia a más de 30.000 trabajadores.

La entrada El Gobierno regional ofrece a los empleados públicos estabilidad, consolidación y optimismo se publicó primero en Diario de la Mancha.

Más en últimas noticias de Castilla-La Mancha.