Con motivo del Día Mundial del Medio Ambiente, que se conmemora cada 5 de junio, Equo Alcázar Vecinal, reconociendo el esfuerzo realizado hasta la fecha donde se han obtenido buenos resultados en la recuperación de los humedales, también plantea los retos pendientes a lograr.

En Alcázar de San Juan, manifestamos nuestra preocupación por el cambio climático, en una moción aprobada por unanimidad en el pleno del Ayuntamiento en noviembre de 2015. Ha pasado año y medio y apenas se ha avanzado algo. Reconocemos el esfuerzo realizado, con buenos resultados, en la recuperación de los humedales.

  • Nos comprometimos a convertirnos en un municipio sostenible estableciendo entre otros objetivos que todos los suministros energéticos municipales estén basados únicamente en energías renovables. Aún no se ha hecho nada al respecto. Desde Equo Alcázar Vecinal estamos llevando a cabo una iniciativa ciudadana para contratar los suministros eléctricos con cooperativas de energías limpias.
  • Nos comprometimos a elaborar un plan de choque para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero. Teniendo en cuenta que el desarrollo urbano sostenible hace referencia a la mejora a largo plazo de las condiciones sociales, económicas y ambientales de un área urbana, se introdujeron medidas en la EDUSI (Estrategia de Desarrollo Urbano Sostenible e Integrado) para solicitar las ayudas europeas, sin suerte. Todavía no se ha llevado a cabo ninguna medida para reducir el uso del automóvil.
  • Nos comprometimos por medio de una moción para introducir criterios medioambientales en la adjudicación de servicios para el Ayuntamiento, no solo los económicos,  así como introducir en las ordenanzas municipales y planteamientos urbanísticos criterios de sostenibilidad y lucha contra el cambio climático, por ejemplo con la adquisición de coches municipales híbridos y eléctricos. A día de hoy nada de nada.
  • Nos comprometimos a incluir la participación de la ciudadanía en la toma de decisiones de la planificación municipal para el desarrollo de la estrategia de lucha contra el cambio climático y como mecanismo de control para la correcta puesta en marcha de las medidas. El Consejo Local de Medio Ambiente, donde están representados todos los colectivos medioambientales, políticos y sociales,  sigue sin convocarse después de 9 meses. Hay muchas cuestiones planteadas que hay que dar solución: vertederos incontrolados en los alrededores de la ciudad, problemática de las cacas de los perros, cuidado de parques y reposición de árboles, uso racional del aire acondicionado, limitación de las actividades lúdicas con animales, elaboración de un `plan de eficiencia energética en las instalaciones municipales, planificación de actuaciones contra el ruido, plan educativo medioambiental asumido por el Ayuntamiento, etcétera.

Formar parte de una red de ciudades contra el cambio climático, es llevar a cabo un compromiso de verdad de lucha contra el cambio climático y por el medio ambiente sano.

Equo Alcázar Vecinal