¿Es bueno andar para el lumbago?

Cada vez más personas sufren de lumbago o problemas relacionados, una condición dolorosa que afecta la parte baja de la espalda. Esta enfermedad puede ser muy dolorosa y limitar a los afectados en su capacidad para realizar sus actividades diarias. Afortunadamente, hay una forma sencilla y efectiva de tratar el lumbago: andar.

Andar es una buena forma de tratar el lumbago porque estimula la circulación en la zona afectada y más si tenemos un trabajo sedentario en el que estamos muchas horas sentados. Esto ayuda a reducir el dolor y la inflamación que a menudo acompañan a esta condición. También ayuda a fortalecer los músculos de la espalda, lo que mejora la estabilidad y reduce el riesgo de lesiones.

Además, andar también ayuda a aliviar el estrés y la ansiedad, que pueden agravar el lumbago. El ejercicio libera endorfinas, un neurotransmisor que ayuda a reducir el dolor y mejorar el estado de ánimo. Además, la actividad al aire libre también puede ayudar a reducir el estrés, lo que contribuye a una recuperación más rápida.

Sin embargo, hay algunas cosas que debes tener en cuenta antes de comenzar a andar. Lo primero es asegurarse de que el lumbago no está relacionado con una lesión más grave, como una hernia de disco u otra afección. Si esta es la causa, podría ser necesario un tratamiento médico antes de comenzar a andar.

También es importante consultar a un médico para obtener una evaluación y consejo antes de comenzar cualquier programa de ejercicios para el lumbago. El médico puede recomendar un plan de ejercicios específico para su caso, y también puede ayudar a determinar cuánto tiempo se necesita para andar y qué nivel de intensidad es adecuado.

Cuando se trata de andar con lumbago, es importante recordar que el objetivo no es forzar los músculos, ya que además podríamos provocar más daño y alguna lesión. El objetivo es mejorar la movilidad, la flexibilidad y la fuerza. Por lo tanto, es importante comenzar con una caminata lenta y suave, y no forzar la marcha.

Es importante tener en cuenta que la cantidad de tiempo que se necesita para andar depende de la gravedad de la condición. Si el lumbago es leve, puede ser suficiente con una caminata de 15 minutos al día. Si el dolor es más intenso, puede tomar hasta una hora para obtener alivio.

También es importante considerar la intensidad de la caminata que haremos. El objetivo es realizar un ejercicio lo suficientemente intenso como para estimular la circulación y fortalecer los músculos, pero no lo suficientemente intenso como para agravar el dolor.

Por último, es importante recordar que andar con lumbago debe formar parte de un programa de tratamiento más amplio. Esto incluiría ejercicios adicionales para fortalecer los músculos de la espalda, así como tratamientos como masajes, calor, frío y medicamentos.

En resumen podríamos decir que andar puede ser una forma efectiva de tratar el lumbago. Esta actividad ayuda a mejorar la circulación y fortalecer los músculos, lo que puede ayudar a aliviar el dolor. Sin embargo, es importante consultar a un médico antes de comenzar y recordar que andar solo no es suficiente para tratar el lumbago, y debe formar parte de un programa de tratamiento más amplio.

La entrada ¿Es bueno andar para el lumbago? se publicó primero en Diario de Castilla-la Mancha.

Consulta más Noticias de Castilla-La Mancha, Noticias Ciudad Real, Noticias Toledo o Noticias de Cuenca.

– patrocinadores –

Actualidad y Noticias de AlcazardeSanJuan.com esta buscando empresas o comerciales freelance interesados en gestionar la publicidad este medio, si te intereresa escribenos noticias@alcazardesanjuan.com.

Síguenos en redes

Noticias destacadas

– patrocinadores –

Scroll al inicio