Alcázar vive ya uno de los más importantes eventos gastronómicos de la ciudad, la Feria de los Sabores de la Tierra del Quijote. Una cita anual que sirve para poner en valor al sector agroalimentario de Castilla La Mancha de una forma lúdica, atrayendo a miles de visitantes.

Desde 2017, la inauguración de la Feria viene precedida por la entrega de los Quijotes de Oro, Plata y Bronce a los 15 vinos escogidos por los 1000 catadores del Concurso Regional de Vinos, los mejores de Castilla La Mancha. Unos premios importantes por los bodegueros que valoran el que la elección de sus vinos la haya realizado un jurado popular, los consumidores finales. Así lo expresó la alcaldesa alcazareña en su intervención recordando, además, que cada año se superan las expectativas de participación como así ha sucedido en 2018, con 2.200 inscripciones. En la entrega participaron, junto a la alcaldesa, la Delegada de la Junta en Ciudad Real, Carmen Teresa Olmedo, que ensalzó la calidad de los vinos de la región y la concejala de Agricultura y Turismo, Rosa Idalia Cruz Campo. También estuvieron presentes el Subdelegado del Gobierno de España en la provincia, Juan José Jiménez, la Directora General de Turismo, Ana Isabel Fernández Samper, la Directora General de Agricultura Cruz Ponce, el Vicepresidente de la Diputación de Ciudad Real, Gonzalo Redondo y alcaldes y concejales de otras localidades vecinas.

Tras la entrega de premios, las autoridades se dirigieron a la entrada del recinto ferial para cortar la cinta e inaugurar la Feria de los Sabores, que este año cuenta con 51 expositores agroalimentarios y 15 artesanos y que estará abierta hasta el próximo domingo, 29 de abril.

La alcaldesa alcazareña, Rosa Melchor, destacó en la inauguración que este evento ha conseguido aunar el “ocio y el negocio”, como así lo demuestra el que muchos de los expositores participen cada año. “La Feria de los Sabores es una de nuestras señas de identidad que une nuestros productos gastronómicos con la artesanía y El Quijote para crear sensaciones”. Unas sensaciones que se complementan con los numerosos talleres, degustaciones y espectáculos que completan la feria a lo largo de tres intensos días.

Tanto la Delegada de la Junta, Carmen Teresa Olmedo, como el Vicepresidente de la Diputación de Ciudad Real, Gonzalo Redondo, pusieron en valor la proyección de un evento que reúne dos importantes sectores para la provincia y la región como son la agricultura y el turismo. Olmedo recordó que el sector agroalimentario es uno de los principales motores en la provincia (las exportaciones agroalimentarias alcanzaron el pasado año en Ciudad Real los 2.000 millones de euros), junto al turismo que ya representa el 7,7% del PIB en Castilla La Mancha. Un motivo por el que desde la Junta, al igual que desde la Diputación, apoyan la feria.

Igualmente, Juan José Jiménez, Subdelegado del Gobierno de España en la provincia, consideró que la Feria de los Sabores “hace comarca” y supone “un escaparte y un trampolín” para el sector agroalimentario.

Tras la inauguración, las autoridades realizaron un recorrido por los stands gastronómicos ubicados en la Plaza de España y finalizaron conociendo el área de artesanía, en el entorno de la Plaza de Santa Quiteria.

Fotogalería inauguración Feria de los Sabores

Fotografías de web ayuntamiento.