Un año más, Alcázar de San Juan se vistió de gala, magia e historia para recibir a locales y visitantes en la X Noche del Patrimonio. Museos, iglesias, bodegas, entornos naturales y excavaciones arqueológicas -muchas de ellas acompañadas por animaciones y recreaciones que mostraban las tradiciones y pasajes históricos de la ciudad- acogieron a las numerosas personas que entre las 21:00 y 01:00 horas del pasado sábado, 4 de agosto, se dejaron atrapar por el atractivo del Corazón de La Mancha.

27 recursos, 17 actividades y 6 actividades paralelas conformaron las 50 eventos que se ofertaron al público que este sábado, 4 de agosto, decidió pasar una noche diferente en Alcázar de San Juan disfrutando de su historia, su arte y su patrimonio material e inmaterial que, bajo el lema “Alcázar, te quiero” hizo un guiño a la riqueza artística, historia, cultural, popular y turística que ofrece la ciudad en el Año Europeo del Patrimonio.

El edificio consistorial fue el punto de partida para muchos visitantes que, además de conocer el edificio, pudieron disfrutar de la recreación de un Pleno celebrado en 1928, presidido por el alcalde Luis Cepeda, en el que se decidió demoler, por motivos de seguridad, el edificio antiguo del Ayuntamiento. Un hecho que ocurría durante el reinado de Alfonso XIII. La asociación Ateneo Cultural de Alcázar fue la encargada de esta recreación y el poeta local, Mariano Lizcano, encarnó al citado alcalde.

“En la Noche del Patrimonio se puede disfrutar de 50 eventos que dan color a nuestro patrimonio. Representaciones, música, teatro, danza, cine, artesanía o gastronomía que hacen referencia al legado de nuestra ciudad y nos permiten conocer parte de nuestra historia más desconocida”, explicó la alcaldesa, Rosa Melchor, que recordó que las animaciones realizadas en las calles constituyen un enlace para enganchar a la gente que visita los diferentes recursos.

Como cada año, acompañando al equipo de Gobierno local, alcaldes y concejales de diferentes pueblos de la comarca y la Delegada del Gobierno de Castilla La Mancha en Ciudad Real, Carmen Teresa Olmedo, que destacó que este tipo de iniciativas sirven para promocionar lo mejor de las ciudades desde una doble vertiente, tanto para los habitantes de la propia localidad como para promocionar sus recursos de cara a los visitantes de otras ciudades “que eligen Castilla La Mancha y Alcázar como destino turístico”.

Entre las novedades, la apertura a la visita de la cantera molinera del yacimiento arqueológico de Piédrola, que contó con una elevada participación; o la representación de la “Cordada de Amortajadas”, una procesión de mujeres atadas a una cuerda y vestidas con mortajas que, en la antigüedad, recorrían las calles de Santa María para pedir por los enfermos o el rescate del quiosco de la música de El Arenal para la celebración de conciertos de música clásica, con la actuación de la Banda Joven de la Asociación Banda de Música Santa Cecilia.

Otra de las actividades que llamó la atención de los visitantes fue la elaboración de piezas artesanas de cerámica en un torno centenario que, en el Museo Formma, corrió a cargo de alfarería Peño. El Museo Casa del Hidalgo acogió una representación de las amas de casa recordando la utilización de los pesos y medidas de antaño. Otros de los recursos patrimoniales más visitados fueron los molinos de viento o el cementerio.

Galería Noches del Patrimonio de Alcázar