Alcázar de San Juan es la primera localidad de la región donde se han empezado a impartir cursos de seguridad vial con simuladores de conducción de alta inmersión. Los talleres los imparte Asepeyo y están dirigidos a trabajadores del Ayuntamiento.

Más de un centenar de trabajadores municipales se han apuntado a estos cursos de Asepeyo en los que llevarán a la práctica clases de conducción gracias a la última tecnología, un simulador e alta inmersión que recrea diferentes situaciones que podemos encontrarnos a diario en carretera. Averías mecánicas, tráfico abundante, imprevistos, condiciones climatológicas adversas o incluso la simulación de la conducción en estado de embriaguez, son algunas de las opciones con las que podrán enfrentarse los participantes de este curso de seguridad vial.

El objetivo del Ayuntamiento alcazareño es llamar la atención sobre la importancia de la seguridad vial entre sus trabajadores, tanto aquellos que desempeñan su labor como conductores como quienes utilizan el vehículo a diario para ir a su trabajo.

Los accidentes de tráfico suponen el 11% de los accidentes laborales; así lo explicaba el coordinador regional de seguridad de Asepeyo, Luis María Pastor, subrayando que “muchas veces no se le da a la seguridad vial la importancia que tiene”. Prueba de ello es que del total de accidentes laborales que se produjeron en España entre 2016 y 2017, uno de cada tres fue de tráfico.

La alcaldesa de Alcázar de San Juan, Rosa Melchor, puso en valor este tipo de cursos para la formación y prevención de los trabajadores municipales y comentó que, este en concreto, ha despertado gran interés entre el personal del Ayuntamiento, con lo que puede que se prolongue hasta el próximo mes de febrero.