La alcaldesa de Alcázar de San Juan, Rosa Melchor, junto con los representantes de las diferentes asociaciones vecinales de la ciudad, realizó una rueda de prensa explicativa sobre el proceso que se ha seguido y la puesta en marcha de los primeros Presupuestos Participativos. Una experiencia para la que se reservarán 70.000 euros, del Capítulo de Inversiones, sobre los que todos los ciudadanos de Alcázar podrán decidir. Las asociaciones harán de “canal natural” para recoger las propuestas de colectivos locales y ciudadanos a título individual.

Iniciar la experiencia de Presupuestos Participativos es un objetivo que planteó el equipo de Gobierno alcazareño al comienzo de su mandato. Un paso más en la vía de participación ciudadana que se está llevando a cabo a través de las diferentes mesas, comisiones y consejos sectoriales. Para llevarlos a la práctica -implicando a toda la ciudadanía en la corresponsabilidad de gobierno- se ha tomado como referencia y “canal natural” a las diferentes asociaciones vecinales, “ya que no todos podemos pertenecer a una asociación deportiva, cultural, social… pero lo que sí somos todos y todas los alcazareños es vecinos de esta ciudad”; explicó la primera edil en la rueda de prensa que ofreció en el Ayuntamiento junto a los representantes de las AA.VV. alcazareñas.

La alcaldesa comentó que el proceso para dar forma a esta novedosa y pionera experiencia se está llevando a cabo a través de tres grados de participación: la Comisión de Presupuestos Participativos en la que están presentes todos los grupos municipales, reuniones con la Federación de Asociaciones de Vecinos (FAVA) y el Consejo Vecinal, en el que tienen representación todos los colectivos y asociaciones locales.

La comisión municipal será la encargada de elaborar un reglamento para el desarrollo de la participación ciudadana en los Presupuestos. En la primera y única reunión que ha mantenido este órgano se pidió a los grupos de oposición que presentaran sus propuestas, “que a día de hoy no nos han llegado y suponemos que presentarán en la segunda reunión”; que se celebra en la tarde del martes, 17 de octubre.

Las reuniones con la FAVA han servido para definir los siete distritos adscritos a los diferentes centros de barrios y asociaciones de referencia y definir la función que tendrán, asesorados siempre por técnicos municipales.

Por último, ante el Consejo Vecinal -donde hay representación de todas las asociaciones locales y mesas sectoriales- se presentarán las conclusiones del proceso y se recogerán también sus aportaciones.

Explicado esto, los 7 distritos que canalizarán las propuestas de cualquier vecino, asociación o colectivo serán ‘La Pradera’, ‘Santo’, ‘Arenal’, ‘Cristo de Zalamea’, ‘Santa María’, ‘Porvenir’ y ‘Goya y Parque Viejo’. Cada distrito podrá decidir el destino de 10.000 euros en inversiones para mejorar su barrio de referencia.

Estos distritos no se circunscriben exclusivamente al territorio habitual de los barrios, ya que se han ampliado para que todas las calles de la localidad tengan un centro y una asociación de referencia donde poder presentar sus propuestas y votar las prioridades. El calendario para la presentación de las mismas y la votación para decidir qué acciones son prioritarias está aún por definir. Este sería el siguiente paso. En cualquier caso, se tratará de un calendario único para todos, para que el proceso se lleve a cabo “con la mayor transparencia y participación posible”, apuntó Melchor.

La forma de votar para elegir entre las propuestas presentadas -en caso que hubiera más de una- podrá hacerse tanto presencialmente (en el centro de bario de referencia), como telemáticamente (a través de la web municipal).

En las próximas semanas se publicará en la página web del Ayuntamiento el mapa definitivo de los distritos, para que todos los vecinos y vecinas sepan cuál es el centro de referencia al que pertenecen.

La primera edil aclaró que los 70.000 euros destinados a inversiones “no” se les entregará físicamente a las asociaciones de vecinos, “sólo harán de canal de recogida de sugerencias, será el Ayuntamiento el que se encargue de las adjudicaciones y licitaciones necesarias, siguiendo siempre la vía legal establecida”.

Melchor apuntó que espera que esta primera experiencia sirva para “seguir ampliando las vías de participación” y que cada año pueda ir mejorándose, no sólo la partida económica sobre la que decidir, sino los propios canales de participación y el interés de alcazareños y alcazareñas en la corresponsabilidad de gobierno.