Una zona de trabajo es esencial cuando se quiere poder estudiar o trabajar en casa. Aunque muchas veces renunciamos a ello por falta de espacio, la misma es una exigencia para la comodidad. Desde luego, que para estudiar, trabajar o leer necesitamos un espacio de máximo confort y tranquilidad. No hace falta tener todo un ambiente para ello, bastará con aprovechar un espacio en el dormitorio. También funcionará bien aprovechar  un rincón del salón, un pasillo o bajo las escaleras. Seguro tienes un espacio olvidado en casa que puedes utilizar para tus horas de lectura, trabajo en casa, o pasar el rato en el ordenador.

Una zona de trabajo básica

Si no cuentas con mucho espacio para crear una zona de trabajo en casa, debes ser práctica. Esto requiere reducir a lo elemental lo que necesitas. Quizá un pequeño escritorio, una silla cómoda y un ordenador. Esto también es perfecto cuando no lo requieres tanto para trabajar, si no para responder correos o hacer pequeñas tareas como los pagos en línea. Un escritorio con una mesa muy sencillos y una lámpara básica funcionan perfectamente. Tal como se ve en la imagen se puede tener en el dormitorio sin que para ello robemos mucho espacio al mismo.

Como en cualquier lugar, un espacio para trabajar requiere buena iluminación, ya sea natural o artificial. Por ello debes aprovechar las lámparas móviles que son muy funcionales y colocar tu escritorio en una ventana. Desde luego donde la luz natural no haga difícil el trabajo si no que suponga un extra. También es genial colocar nuestra zona de trabajo viendo al jardín o a la calle, siempre será agradable poder echar un vistazo al exterior mientras se trabaja.  Una zona de trabajo debe ser cómoda y funcional  pero también muy atractiva para que nos guste trabajar en ella.

Zona de trabajo orden y eficiencia

Cuando no se tiene mucho espacio para crearnos una zona de trabajo en casa, debemos aprovechar al máximo el espacio, como ya hemos mencionado.  Esto es limitarnos a lo más esencial pero trabajar en el sentido del orden. Como siempre hemos insistido parte fundamental del lucimiento de la decoración en cualquier lugar, es el orden. Y como el orden también es esencial para poder hacer más útil nuestro reducido espacio para trabajar en casa.


Es un espacio muy personal que podemos personalizar al máximo, colocando un calendario o una tabla de mensajes en la pared. Lo mismo unas plantas que algunos elementos que más nos gusten. Porque si queremos sentirnos en la máxima comodidad, debemos aprovechar para agregar detalles personales que lo hacen más atractivo para nuestro uso.

Espacio para trabajar muy personal

Debido a las limitaciones de espacio de hoy, debemos aprovechar los espacios al máximo. Una zona de trabajo delimita en el ambiente, un lugar personal. Hay muchas opciones maravillosas de mobiliario que se adaptan a espacios limitados. Esto te permitirá aprovechar al máximo el poco espacio que tengas con estantes en la pared y escritorios con muchos cajones. De modo que tu zona de trabajo en casa luzca estupenda como las que puedes ver en estas imágenes.

Los escritorios de hoy dejaron atrás los detalles muy elaborados de antes. Ahora son sencillos y funcionales, no ocupan tanto espacio y son atractivos. Así que podrás tener uno para trabajar que lo mismo te sea muy útil que también sea atractivo. Cuánto espacio necesitas en tu escritorio de casa depende de cuánto trabajes en casa y cuánto debas guardar en ello. La simplicidad siempre es muy atractiva sobre todo cuando lo que queremos es tener espacios extremadamente funcionales.

Rincones que se convierten en áreas de trabajo

Un rincón bajo las escaleras, un espacio cómodo en la terraza, en donde sea que aproveches espacio puedes crear una zona de trabajo a tu gusto. Bastará dimensionar el mobiliario a la cantidad de espacio con que se cuenta. A partir de allí puedes tener en casi cualquier lugar, tu lugar para trabajar, leer, estudiar… Y si resulta tan funcional como queremos nos veremos conviertiéndola en nuestro espacio favorita. Y podrás compartirla con otros miembros de la familia, así de útiles son estos espacios para trabajar.


En casa es imprescindible un espacio para trabajo porque cada día tenemos más actividades por hacer. Pagar las cuentas es fácil con un teléfono pero si eres de las que gustan del orden y el poder tener sus cosas en un lugar, un espacio para ello es muy importante. En una esquina del dormitorio o en la cocina, Podemos colocar nuestro lugar de trabajo en casa, utilizando el mobiliario básico que sea más funcional. Seguro que ya puesta a trabajar en ello  recurriendo a los detalles decorativos, tendrás una bonita zona de trabajo. Así que toma inspiración de estas estupendas ideas para ir decorando la tuya en casa.