UPA reclama un programa que atienda más a los viticultores profesionales

La Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos de Castilla-La Mancha explicó en rueda de prensa el delicado momento que atraviesa el sector vitivinícola regional. Alejandro García-Gasco Alcalde, responsable de Vino de UPA comentó las situaciones que atravesó el sector del vino a causa de la pandemia, los efectos del Brexit y las relaciones comerciales con Rusia, indicando que, de cara al futuro, el sector necesitará medidas efectivas y diseñadas para afrontar situaciones como las vividas.

Con una mirada centrada en el plano nacional, García-Gasco indicó que “hemos pedido al Ministerio, y a las Comunidades Autónomas, que se controle los topes de 18.000 kilos para tintas y 20.000 kilos para blancas. Y si fuera necesario, ser más ambicioso y reducirlo aún más”. El responsable de Vino ha indicado que es necesario, junto a la medida mencionada, controlar el rendimiento de vinificación por kilo de uva, “una buena medida, junto con el control del fraude en el sector del vino”.

Además, indicó que una vez aprobada la PAC, y pendientes de la aprobación del Plan Estratégico de la PAC; UPA solicitó que en el Plan Intersectorial del Vino se recoja la medida de inversiones para explotaciones vitivinícolas. “Vemos como una necesidad para sufragar el incremento de los costes que vamos a tener los viticultores para cumplir con las exigencias medioambientales para cumplir con la futura estrategia de la Granja a la Mesa y hacer frente a los retos del cambio climático de las explotaciones profesionales vitícolas”. Una demanda que no ha tenido apoyo del resto de organizaciones del sector salvo COAG.

Una vez conocida la ficha financiera del Plan Intersectorial del Vino, “nos sorprende que la promoción aumente de 49 a 55 millones de euros, que las inversiones para bodegas y cooperativas se incrementen en la misma cuantía y que la única línea que va a viticultores, se reduzca de 77 millones actuales a 60 en un futuro”. A esto se une la medida de no inclusión de la línea de inversiones en explotaciones vitícolas que ni siquiera aparece en el presupuesto. Es por ello que, desde UPA, se exige un programa que mire más a los viticultores profesionales.

Por su parte, Pedro González, el responsable de Seguros Agrarios de UPA CLM, habló sobre la línea más importante de contratación en Castilla-La Mancha, animando a los agricultores a su contratación, más aún después de “años complicados. Sin ir más lejos, el volumen de siniestros ha puesto a la región en la primera de España en indemnizaciones. Lo cual deja claro lo útiles y necesarias que son”. De hecho, Albacete es la provincia que más se ha llevado; con más de 60 millones de euros de indemnizaciones: las hortalizas han batido record, por ejemplo.

Este año, el campo de Castilla-La Mancha sufrió de todo: siniestros, Filomena, inundaciones, hay un riesgo constante. Con fenómenos fuera de su tiempo habitual y cuya única herramienta útil es el seguro agrario. Desde UPA recuerdan que el año próximo tendremos el 43º plan, prueba de que las cosas funcionan, “algunas cuestiones se pueden mejorar en las ayudas públicas, pero es importante que vuelvan a la senda del crecimiento en cuanto al presupuesto”.

Por último, Pedro González denunció la situación de robos que vienen sufriendo en la provincia de Albacete algunos agricultores en zonas como Tobarra y Almansa, solicitando colaboración ciudadana para atajar este tipo de actuaciones ilegales y facilitar el trabajo de las fuerzas del orden.

La entrada UPA reclama un programa que atienda más a los viticultores profesionales se publicó primero en Diario de Castilla-la Mancha.

Una nota original de Diario de Castilla-La Mancha Información.

Ir arriba