El Gobierno de Castilla-La Mancha abonó más de seis millones de euros para un grupo de casi 300 ganadores de ovino y caprino, correspondientes a los derechos especiales, la prima ayuda acoplada del primer pilar de Política Agraria Común (PAC), y ya alcanzó una inversión de 237 millones de euros pagados en ayudas directas para los agricultores y ganadores de la región en esta campaña, y dentro del pilar.

Acompañado por la alcaldesa de Tomelloso, Inmaculada Jiménez, y el concejal de Agricultura, Álvaro Rubio, así como la directora provincial, Prado Amores y la directora general de Agricultura y Ganadería, Cruz Ponce, el consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural Martínez Arroyo ha recorrido las instalaciones de la empresa Ovinos Manchegos SL., referente en cordero manchego de la Indicación Geográfica Protegida, de la mano de su presidente, Jesús Ángel Mota Escudero; el consejero delegado, Alberto Asensio y la directora general, María del Carmen Mota, entre otros.

Fue durante su visita cuando le expresó a los medios de comunicación la nueva inyección económica para ganadores, que permite generar liquidez a un colectivo importante de profesionales que dependen de la ayuda para “garantizar la rentabilidad de sus explotaciones”, ha dicho.

Otros 22 millones abonados de la línea Focal antes de finalizar el año

Además, el titular de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, ha adelantado que “antes de que finalice el año se alcanzarán los 22 millones de euros pagados” de las ayudas Focal, cuantía resultante de todo aquello que las propias empresas agroalimentarias solicitantes de las mismas han solicitado que se certifique, lo que significa que “vamos al día” en los pagos de esta importante línea.

Así, ha resaltado de lo que se trata es de dar liquidez al sector agroalimentario, recordando que la Administración regional está realizando su labor de acompañar al sector y hacerlo cada vez “más competitivo” para que “tenga más futuro”.

Cordero manchego de la IGP para las Navidades

Durante la visita a la empresa ‘Ovinos Manchegos’, ubicada desde 2001 en la localidad de Tomelloso en Ciudad Real, Francisco Martínez Arroyó realizó un llamado al consumo de cordero manchego de la Indicación Geográfica Protegida, del que la empresa es una referencia. Destacó que en este caso concreto se “recorre” toda la cadena de producción hasta llegar al consumidor de forma directa, una apuesta decidida por el cordero de la IGP cordero manchego, que es “una seña de identidad de la región”.

Ha indicado que una parte del cordero manchego de esta empresa se distribuye a través, por ejemplo, de Carrefour y carnicerías de Castilla-La Mancha, “acercando al consumidor en los puntos de venta la etiqueta” de la IGP, de los 1.000 ganaderos que hacen posible tanto este producto como el queso de denominación de origen manchego y ha pedido que en estas fechas, cuando los ciudadanos elijan el producto, seleccionen “bien”, y se inclinen por el cordero amparado bajo la IGP.

En este empresa de Tomelloso se da empleo a más de 130 de empresas con un total de ventas que superaron los 50 millones de euros el año pasado, y desde ella se comercializan sus productos al sector minorista, mayorista y a grandes superficies de todo el territorio nacional, desarrollándose en sus propias instalaciones todo el proceso de forma integral, desde la alimentación y cría de animales, sacrificio y clasificación en matadero propio, despiece, deshuesado, envasado y preparación de productos y distribución.

Martínez Arroyo también resaltó la importancia del trabajo realizado a lo largo de la legislatura para el sector agroalimentario, y el trabajo de las empresas como la que visitaron durante la mañana. Señaló que la actividad agroalimentaria es la más importante de Castilla-La Mancha, superando el 15 por ciento del PIB.

La entrada 237 millones de euros ya fueron pagados en ayudas directas dentro de la campaña del primer pilar de la PAC se publicó primero en Diario de Castilla-la Mancha.

Más en últimas noticias de Castilla-La Mancha.