Del próximo 1 de junio hasta el 30 de septiembre, se llevará a cabo la campaña de extinción de incendios forestales en Castilla-La Mancha, y en la que participarán nada menos que 3,000 medios humanos, entre personal de la empresa pública Geacam, técnicos de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha y profesionales del Cuerpo de Agentes Medioambientales, unidos a 64 autobombas, 25 medios aéreos y 87 brigadas forestales.

Tal como ha señalado el consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroha, en Castilla-La Mancha “nos tomamos muy en serio los incendios forestales para que, en la medida de lo posible, sean pocos en número y quemen poca superficie en nuestra región y que podamos preservar el fantástico patrimonio natural del que disfrutamos cada día”.

Ha destacado que Castilla-La Mancha destina a la lucha contra incendios forestales, 80 millones de euros al año, entre trabajos de extinción y laborales de prevención, que se realizan a lo largo de doce meses. Ha recordado, Martínez Arroyo, los datos del año 2018 en comparación con el año 2017, en que se vieron reducidos los incendios forestales en un 34 por ciento y en un 80 por ciento la superficie calcinada. Resultados positivos que se lograron gracias a las condiciones climatológicas del año anterior pero también por el trabajo arduo de prevención y extinción de los profesionales y al compromiso de todos los ciudadanos en relación a la protección del medio ambiente en sus salidas al campo.

Todo esto lo ha dado a conocer el consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, en el marco de la reunión que él ha presidido con el Comité Asesor del Plan INFOCA en la Consejería. Este comité está conformado por todas las administraciones, desde la local a la nacional y que cuenta con la presencia de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad de Estado, la Unidad Militar de Emergencias, las diputaciones provinciales, Protección Civil, SESCAM o el 112, entre otros.

También ante los medios de comunicación, ha señalado la gran importancia de que estas cifras de medios humanos y materiales ponen de manifiesto que en Castilla-La Mancha “nos tomamos muy en serio los incendios forestales para que, en la medida de lo posible, sean pocos en número y quemen poca superficie en nuestra región y que podamos preservar el fantástico patrimonio natural del que disfrutamos cada día”.

Además de este dispositivo, en caso de ser preciso, se contará con la colaboración de efectivos del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación e incluso de la UME como en años anteriores. El consejero ha recordado que aunque a día de hoy la climatología es favorable, en el pasado mes de abril ya hubo que anticipar algunos de los medios debido a las condiciones climatológicas que en aquel momento era muy desfavorables.

En principio, la campaña se desarrolla durante cuatro meses, aunque si hubiera que retrasar el final de la campaña de riesgo máximo más allá del 30 de septiembre, se haría como en otras ocasiones. Y es que ha afirmado, “es verdad que la climatología cada vez es más cambiante y nos obliga a combatir incendios durante épocas del año distintas de estos 4 meses, pero en este momento tenemos buenas previsiones” para la campaña que se inicia.

La entrada 3.000 efectivos, 64 autobombas, 25 medios aéreos y 87 brigadas lucharán en la campaña de incendios forestales de Castilla-La Mancha se publicó primero en Diario de Castilla-la Mancha.

Más en últimas noticias de Castilla-La Mancha.