El Centro de Empresas de Alcázar de San Juan acogió en la mañana del viernes, 11 de octubre, una reunión de más de 80 profesionales de Servicios Sociales y responsables políticos de la provincia de Ciudad Real, para avanzar en la creación de una Red de Barrios regional que permita el intercambio de experiencias y la unificación de herramientas para mejorar la atención social en los diferentes municipios de Castilla La Mancha. Este innovador proyecto -en el que se lleva unos meses trabajando y se espera tenga forma para final de 2019- está siendo promovido por la FEMP (Federación Española de Municipios y Provincias) y por la Consejería de Bienestar Social de Castilla La Mancha.

En la presentación de estas jornadas estuvieron presentes el Director General de Acción Social de la Junta de Comunidades de Castilla La Mancha, Gregorio Gómez, el Secretario General de la FEMP en la región, Tomás Mañas y la alcaldesa alcazareña, Rosa Melchor.

El intercambio de experiencias y el objetivo de unir a los distintos agentes que trabajan en el territorio -desde los barrios de municipios y ciudades de la región- es el impulso que promueven conjuntamente la FEMP y el Gobierno Regional para la creación de una Red de Barrios de Castilla La Mancha. Un trabajo en red que permita “buscar soluciones a problemas complejos de exclusión social que se dan en ciertos barrios en algunas localidades”, además de “unir esfuerzos” para abordarlos de manera integral, teniendo en cuenta ámbitos como el educativo, la vivienda, el empleo o Servicios Sociales, entre otros. Así explicó Gregorio Gómez, Director General de Acción Social, el horizonte que plantea este innovador proyecto “que permitirá establecer herramientas de intervención social a partir de la experiencia que profesionales, instituciones y entidades han adquirido en años de trabajo en los barrios”.

La creación de la Red de Barrios de Castilla La Mancha es el nuevo reto que se plantea en el área de Servicios Sociales. Un reto que la alcaldesa de Alcázar de San Juan considera “importante”, ya que el objetivo fundamental es mejorar la atención a las personas con mayor vulnerabilidad. “La creación de un marco común de intercambio de experiencias para afrontar la problemática de los diferentes barrios, será muy útil para los municipios. Alcázar podrá aprender de las experiencias que han tenido éxito en otras localidades y, a su vez, exportar aquellas que están funcionando en nuestra ciudad”. La primera edil agradeció a la FEMP el que haya escogido el Corazón de La Mancha “para ser también, en días como hoy, el corazón de los Servicios Sociales de Castilla La Mancha”.

Por su parte, Tomás Mañas, Secretario General de la FEMP en Castilla La Mancha, destacó la “sensibilidad” que tanto desde la Junta, como desde el gobierno de Alcázar, se tiene en materia social y “por mejorar la vida de las personas que atraviesan por situaciones difíciles. Con la alta participación que han tenido estas jornadas, en las que no esperábamos a unas 40 personas, se pone de manifiesto que los primeros que quieren que sus ciudadanas y ciudadanos vivan mejor son los alcaldes y concejales de cada uno de los municipios de nuestra región”.

Tras la presentación de las jornadas, se conformaron grupos de trabajo para poner en común formas de actuación y experiencias y recabar información para la elaboración de un diagnóstico que facilite la creación de la Red de Barrios de Castilla La Mancha y su utilidad para profesionales, gestores de Servicios Sociales y ciudadanos.