La situación económica y social será distinta cuando termina la crisis sanitaria, pero la situación económica va a ser peor para muchas personas cuando acabe la crisis, ha dicho la alcaldesa, Rosa Melchor, que ha anunciado modificaciones en el presupuesto para hacer frente a la situación que vamos a encontrar tras la pandemia.

La alcaldesa, Rosa Melchor, explicaba que el 2020 no es el año que todos esperábamos, con lo que no va a ser lo mismo para nadie y menos para las familias que al han perdido a alguien. Partíamos de un 2019 en el que se había conseguido superar la difícil situación económica que había dejado el anterior gobierno del PP, dice, se habían recuperado los cinco millones de los Fondos Europeos y se había elaborado un presupuesto acorde con las expectativas. Pero todo eso ha cambiado, afirma, por lo que en el presupuesto habrá partidas que tendremos que cambiar pero otras deben mantenerse o incluso aumentar, como es el caso de la obra pública que genera empleo y  riqueza, las obras grandes servirán para crear empleo y animar la actividad de la ciudad. Así la alcaldesa se refería a las obras previstas de la Plaza de toros, la Plaza de España o a acciones relacionadas con la recuperación medioambiental, continuando en la línea del gobierno sobre la estrategia de ciudad integral y sostenible, para todos, y con ayuda a las personas  que más lo necesiten en este periodo. Habrá cambios, anuncia, pero sin parar el dinamismo necesario para abordar con energía los tiempos que están por venir.

Otras ayudas económicas

En estas declaraciones que realizaba en una entrevista para Mancha Información, la alcaldesa se refería a otros aspectos de la economía local, ha recordado otras medidas adoptadas por el gobierno refiriéndose a casos concretos, como el de los autónomos que han tenido que cerrar su negocio y a otras muchas situaciones colaterales de daños en el empleo; contra las que se está intentando luchar  y trabajando día a día, desde hace semanas.

La alcaldesa, Rosa Melchor, ha insistido en que se han establecido ayudas para empresarios, hosteleros, autónomos y desempleados como consecuencia de la situación de crisis sanitaria.

Alcázar es una ciudad de servicios, muchos de ellos enfocados al ocio y el comercio de calidad, por lo que el ayuntamiento, en palabras de la alcaldesa, va a hacer un esfuerzo especial para estos sectores. Recuerda las ayudas que se propusieron en un primer momento y afirma que habrá que estudiar nuevas fórmulas para paliar estos daños en la economía de la ciudad. Además de las rebajas en el IBI de urbana e impuesto de vehículos, paralización y rebaja de las tasas de terrazas, ayudas a los emprendedores del Centro de empresas y ayudas específicas a desempleados y pequeños autónomos, la alcaldesa insistía en que se va a gastar el presupuesto previsto para los eventos, festivos culturales o deportivos, que no se han podido celebrar, en paliar estos daños en la economía,

Se quiere establecer un colchón económico para ayudas en acciones sociales que cree que también van a ser muy necesarias tras el confinamiento.