Tras la época estival, el Ayuntamiento de Alcázar de San Juan ha retomado la normalidad del debate político con la celebración del Pleno de la Corporación Municipal, como viene siendo habitual, el último martes del mes. En el Pleno Ordinario de septiembre se hizo efectiva la renuncia de Amparo Bremard de su acta de concejala, como previamente se había anunciado. El resto de cuestiones, en su mayoría, fueron de trámite.

Entre los asuntos aprobados, el aplazamiento a 2020 – 2021 de la financiación plurianual de evacuación de pluviales, la desestimación de las alegaciones de modificación de la RPT para la creación de los dos nuevos puestos de trabajo de gerente de cultura y turismo y director de servicios administrativos y la toma de medidas para la reducción del ruido en la ciudad.

El Pleno Ordinario del mes de septiembre se caracterizó por la normalidad en la reanudación del debate político tras el paréntesis veraniego. Una sesión en la que la que la mayor parte de los puntos fueron de trámite y en la que se hizo efectiva la renuncia de Amparo Bremard a su acta de concejala, como ya había anunciado, por incompatibilidad con su nueva responsabilidad como Delegada de Agricultura de la Junta de Comunidades de Castilla La Mancha en la provincia de Ciudad Real. Notablemente emocionada, Bremard agradeció a toda la Corporación Municipal el buen trato recibido en sus años como concejala, tanto en la oposición como dentro del equipo de Gobierno, independientemente de las diferencias políticas. “He puesto todo mi empeño, cariño, esfuerzo y trabajo para poner mi granito de arena para mejorar Alcázar”, señaló. La alcaldesa alcazareña, Rosa Melchor, destacó de Amparo que “es una vecina que decidió trabajar por su ciudad cuando Alcázar se encontraba en un momento muy difícil. No podemos más que darle las gracias por el servicio prestado, por su implicación, su inagotable capacidad de trabajo, su esfuerzo y su lealtad con Alcázar de San Juan”. Desde la oposición, Diego Ortega y María Jesús Pelayo agradecieron la buena disposición y la cercanía de Bremard en el trato con sus grupos políticos y le desearon suerte en su nueva etapa. También se sumó a estas palabras la edil de Ciudadanos, Rosa Abad.

EVACUACIÓN DE PLUVIALES

Entre las cuestiones aprobadas en este Pleno se encontraba la financiación plurianual de evacuación de pluviales, a cargo de la Agencia del Agua y del Ayuntamiento alcazareño. Financiación que se aplaza al período 2020-2021; con una inversión de un millón de euros el primer año, por parte del organismo regional y de algo más de 969.000 euros por parte del Ayuntamiento y 454.000 euros por parte de la Agencia del Agua en 2021.

A pesar de las críticas de los grupos de oposición por este nuevo aplazamiento, que no depende exclusivamente del Ayuntamiento, tanto el concejal del Ciclo Hidráulico, Javier Ortega, como la alcaldesa, recordaron que gracias a las obras ya realizadas en los colectores de pluviales en pasadas legislaturas Alcázar no ha sufrido grandes problemas con las últimas tormentas y temporales.

RELACIÓN DE PUESTOS DE TRABAJO

La resolución de alegaciones de modificación de la RPT del Ayuntamiento de Alcázar, presentadas por los sindicatos, fue el punto que mayor debate suscitó, ya que los grupos de la oposición se mostraron contrarios a la creación de dos nuevos puestos de trabajo con perfil directivo; en el de director de servicios administrativos y gerente de cultura y turismo. Puestos que desde IU y Ciudadanos consideraron “innecesarios”, además de poner en duda cuál será el proceso de selección. De la misma opinión se mostró VOX asegurando que “estos puestos ya tienen nombre y apellidos”. PP y Equo criticaron la “falta de negociación sindical”.

Desde el equipo de Gobierno, Gonzalo Redondo aclaró que se han mantenido reuniones previas con los sindicatos comunicándoles la creación de estos dos nuevos puestos de trabajo “sin recibir propuesta alternativa por su parte”. Igualmente señaló que, “en ningún caso”, la selección del personal para ocupar estas nuevas plazas se hará de forma arbitraria, “ni a dedo”, ya que el sistema será el de concurso, con la intención de promover la promoción interna de funcionarios municipales con más de 15 años de antigüedad. Un concurso, que como también aseguró la alcaldesa, Rosa Melchor, “se ha pedido a sindicatos que sean ellos quienes diseñen las bases”. La primera edil señaló que el volumen de trabajo de Alcázar, especialmente en los casos señalados, “es casi como el de una capital de provincia” y que la modernización de la Administración Local “requiere de una buena coordinación técnica”, objetivo de la creación de estos puestos que aseguró “no serán los únicos que se creen”.

REGULACIÓN DEL RUIDO

También se aprobó por mayoría, con la abstención del Grupo Popular (por considerar que la propuesta no estaba debidamente desarrollada), la moción presentada por Equo para la regulación del ruido en la ciudad. Un asunto en el que el Grupo Municipal del PSOE aseguró ya se está trabajando, ya que aparece recogido en su programa electoral. No obstante, el tema fue llevado a Pleno por el grupo de la oposición, tal y como aseguró su portavoz, Elisa Díaz “para promover el debate sobre un asunto que está en la calle”. La propuesta contempla la mejora de la normativa, la conformación de un mapa para delimitar las zonas acústicamente saturadas o la creación de una oficina virtual para el control del ruido.

La alcaldesa de Alcázar remarcó que “¿cómo no vamos a votar a favor de una propuesta que es nuestra y que ya contemplamos en nuestro programa electoral?”, recordando que ni Equo, ni IU, lo recogían en los suyos. Igualmente señaló que “la moción carece de sentido porque se hará igualmente, con o sin Equo”.

En cuanto a las acciones que se están llevando a cabo en relación a este asunto, el actual concejal de Medio Ambiente y Nuevas Tecnologías, Antonio Rubén Cano, explicó que los técnicos están trabajando para la confección de un mapa del ruido y para el desarrollo de una aplicación con la que controlar, en tiempo real, la contaminación acústica. En cuanto a la normativa, en el último año se han tramitado 18 expedientes sancionadores y se exige, como contempla la ordenanza, la insonorización de los locales para la concesión de las licencias de apertura y actividad.