Alcázar de San Juan volvía a organizar actos coincidiendo con el 25-N para demostrar su lucha contra la violencia de género que han contado con la participación de asociaciones de todos los ámbitos. Como cada año en el monolito en recuerdo de las víctimas, en la calle Emilio Castelar, se celebraba una ofrenda floral en la que los ciudadanos depositan flores para denunciar esta labra social y a continuación en el ayuntamiento tuvo lugar el acto institucional.

El salón del ayuntamiento acogió la celebración del acto institucional en el que hubo música con la actuación de un grupo montado para la ocasión con algunos componentes (Alicia, Lina y Toni) que también lo son de la Camerata Cervantina.

Antes de comenzar este acto, al que asistieron representantes de todos los grupos políticos que conforman la corporación municipal, la alcaldesa de Alcázar, Rosa Melchor, lamentaba que a unas horas de realizar el pleno ordinario del mes de noviembre “será el primer año en 40 años de democracia en el que el Ayuntamiento de Alcázar de San Juan no pueda poner sobre la mesa una declaración institucional conjunta contra la Violencia de Género”.

También se entregó una placa de reconocimiento al IES Miguel de Cervantes Saavedra por su colaboración en los Talleres de Igualdad para adolescentes que pone en marcha en Centro de la Mujer de Alcázar desde 2003. Como cada año el Centro Saturno sorprende con los trabajos que realizan los alumnos y alumnas que este año ha sido un video que habla de distintos aspectos de la violencia de género y como la encaja la generación más joven. Un video en el que los y las jóvenes que participan reconocen que la violencia de género existe y se dan muchos micromachismos que después acaban en violencia psíquica y física contra la mujer.

En el acto intervinieron representantes del Consejo Local de Igualdad y Diversidad con un mensaje claro sobre la necesidad de luchar contra la violencia contra la mujer en todas sus manifestaciones.

La concejala de de Igualdad y diversidad, Patricia Benito se hizo eco del manifiesto que cada año hace el Instituto de la Mujer de Castilla La Mancha. El acto conducido por la periodista Betsabé Alhambra contó con testimonios reales de mujeres que han tenido que hacer uso de alguno de los recursos de atención de mujeres víctimas de violencia, mensajes duros, tristes pero cargados de esperanza en una nueva vida que tienen por comenzar.

En su intervención la alcaldesa, Rosa Melchor, pidió una reflexión a todos ante el problema social que constituye la violencia de género y una reflexión junto con la ayuda de todos para erradicar este problema tan doloroso.