Después de cinco años de trabajo en colaboración con la Universidad de Castilla La Mancha, que han permitido descubrir el gran potencial arqueológico que esconde el paraje de Piédrola. Necrópolis islámica, un poblado de la Edad de Bronce, una villa romana y estructuras hidráulicas de la época, además de unas importantes canteras molineras que se han musealizado e integrado en la Red de Yacimientos Visitables de Castilla La Mancha.

El Ayuntamiento de Alcázar de San Juan sigue trabajando y planificando acciones para que, en un futuro cercano, se pueda conocer más del rico patrimonio histórico que esconde Piédrola y otros hallazgos arqueológicos, como los petroglifos hallados en la zona de los Pozos de Navarro.

Piédrola está aportando luz sobre el patrimonio histórico, cultural y natural de Alcázar de San Juan, desde que en el año 2013 comenzaran los trabajos arqueológicos científicos para poner en valor este yacimiento. Desde entonces, este paraje de un kilómetro cuadrado de extensión y más de 4.000 años de historia, ha revelado restos de un posible poblado de la Edad de Bronce, la existencia de una necrópolis islámica de finales del Siglo X, una Villa Romana de la época imperial (Siglos III y IV dC) y estructuras hidráulicas que posiblemente correspondan a la “pars rústica” de este asentamiento.

Pero si importantes son los restos ocultos bajo tierra y sembrados, no menos lo son los que siempre han estado a la vista, como es el caso de las canteras molineras. Entre 2017 y 2018 se desarrolló un ambicioso proyecto para el estudio y caracterización de las mismas. Estudio que confirmó su importancia, ya que cuentan con decenas de piezas conservadas “in situ” y vestigios del trabajo que realizaban los canteros para extraer las piedras y fabricar muelas de molino, camas de vino y otras piezas necesarias para la maquinaria agrícola del período comprendido entre los Siglos XV y XVIII. Tras conocerse este descubrimiento, el Ayuntamiento alcazareño -junto con la Universidad de Castilla La Mancha- comenzó la excavación y musealización de una parte de estas canteras, la denominada como C5, que hoy se encuentra preparada y señalizada para la visita, además de estar incluída en la Red de Yacimientos Visitables de Castilla La Mancha.

La última acción que se llevó a cabo recientemente para seguir con los trabajos en Piédrola, fue el acuerdo de cesión de una parcela, propiedad de la Administración General del Estado, para incorporarla al patrimonio municipal. Un paso necesario para que, en un futuro, se puedan seguir planificando acciones en este importante yacimiento.

Petroglífos medievales

Mientras tanto, gracias a la colaboración del Ayuntamiento con la Junta de Comunidades y la Universidad de Castilla La Mancha, el próximo 5 de septiembre comenzarán los trabajos para poner en valor otro paraje natural con un importante hallazgo arqueológico, los petroglifos medievales de la zona de los Pozos de Navarro. La intención es limpiar bien la zona y recuperarla para hacerla visitable.