Barchín del Hoyo en Cuenca se llena con pancartas para frenar la macrogranja porcina proyectada

0

Barchín del Hoyo, un pequeño municipio de La Manchuela conquense de tan solo 95 habitantes, tiene proyectada una macrogranja porcina con una capacidad de 6.000 cabezas de cebo en el paraje Senda Solera. Un despropósito más a añadir a los 20 proyectos de macrogranjas de cerdos solicitadas en el último año en 18 municipios conquenses. Todo ello sin contar los numerosos proyectos de granjas avícolas.

Por su parte, Pueblos Vivos Cuenca lamenta que la situación que está atravesando Barchín del Hoyo, con su yacimiento íbero de la Fuente de Mota, ya se ha producido previamente en otros yacimientos como en Villar de Domingo García y Noheda, o con Almendros y el Parque Arqueológico de Segóbriga. Por ese motivo, continúan pidiendo a la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha una suspensión de las autorizaciones ambientales hasta que se tenga una planificación ordenada del territorio en consonancia con una buena gestión de los recursos naturales y arqueológicos.

Los vecinos de Barchín del Hoyo muestran su rechazo a este proyecto, ya que, aunque se publicite esgrimiendo el argumento de la generación de empleo y de que fija población rural, son granjas altamente mecanizadas, por tanto, no generan empleo y además sus graves impactos agravan el problema de la despoblación. De hecho, el propio proyecto no recoge el número de puestos de trabajo que generaría, pero teniendo en cuenta proyectos previos de macrogranjas el promedio es un puesto de trabajo generado por cada 5.000 cerdos.

El proyecto de Barchín del Hoyo producirá 14.795 cerdos al año, que consumirá 30,6 millones de litros de agua, según se desprende de la solicitud a la Confederación Hidrográfica del Júcar. Esto supone que la macrogranja consumirá más de 5 veces el agua que consumen los habitantes del pueblo.

Además, los casi 15.000 cerdos cada año producirán casi 13 millones de litros de purín, lo que equivale a casi 4 piscinas olímpicas de purín al año. Se necesitarán 88 hectáreas de tierra de labor para esparcirlos. Además de generar malos olores y moscas, los purines vertidos junto a los restos de antibióticos usados en las mismas acaban contaminando los acuíferos y el agua que de nuestros grifos con nitratos. Altos niveles de nitratos en las aguas de boca de nuestros municipios, que al ingerirlos se transforman en nitritos cuando pasan por el sistema digestivo. Fruto de este proceso, la hemoglobina se convierte en metahemoglobina, una sustancia que evita que el oxígeno llegue correctamente a la sangre. Igualmente, también debemos tener en cuenta que los nitratos pueden formar compuestos que son potencialmente cancerígenos, como las nitrosaminas.

La Asociación Pueblos Vivos Cuenca está formada por movimientos vecinales de Almendros, Barajas de Melo, Barchín del Hoyo, Belinchón, Campillo de Altobuey, Cañada del Hoyo, Cañete, Cardenete, Fuentes, Gabaldón, Gascueña, Mariana, Mota del Cuervo, Portilla, Pozorrubielos de la Mancha, Priego, Quintanar del Rey, Reíllo, San Clemente, Tarancón, Tinajas, Torrejoncillo del Rey, Vellisca, Villalba de la Sierra, Villar de Domingo García y Zarzuela, junto a Ecologistas en Acción Cuenca.

La entrada Barchín del Hoyo en Cuenca se llena con pancartas para frenar la macrogranja porcina proyectada se publicó primero en Diario de Castilla-la Mancha.

Una nota original de Diario de Castilla-La Mancha Información.