Castilla-La Mancha rechaza que se continúe trasvasando agua para regadío y trabaja con el Gobierno nacional para derogar el Memorando

0

Castilla-La Mancha recurrirá el último trasvase aprobado ayer en la Comisión de Explotación de 38 hectómetros cúbicos, en consonancia con la posición que se viene manifestando desde la legislatura pasada: derivación de agua para el consumo humano sí, pero no para regadío.

En este sentido, el consejero de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, afirmó que “no es momento de trasvasar agua para regadío” y ha recordado que el agua “es caudal de vida” y un motor de desarrollo imprescindible para la región. Por ello, mantener un trasvase en estos momentos “es incompatible con la lucha contra el cambio climático, con el desarrollo sostenible y con la normativa vigente en materia de agua y medio ambiente”.

Así se pronunció Martínez Arroyo, quien dio cuenta de los temas de su área tratados en el Consejo de Gobierno, insistiendo en que desde el Ejecutivo castellano-manchego se continuará trabajando para la “derogación del Memorando de la señora Cospedal”, algo, que se producirá una vez estén en marcha los planes hidrológicos de cuenca el año próximo que aumentarán los caudales, por lo que los ha calificado como parte “esencial” para la toma de decisiones en el cumplimiento de las sentencias del Tribunal Supremo.

El aumento de los caudales, resaltó el consejero, será fundamental para el río Tajo y es por ello que en esta línea se trabaja desde el Gobierno regional con el Gobierno de España para que quede bien especificado.

Por poner un ejemplo de la importancia del agua en el desarrollo económico, el consejero insistió en que el valor de una tierra de regadío “es tres veces mayor que en secano y la generación de empleo en una explotación de regadío es cinco veces el generado en explotación secano”. Y nuestra región “necesita agua” para su desarrollo económico, que también depende de este “bien escaso e imprescindible para la vida”.

Un pequeño paso, pero muy importante

Francisco Martínez Arroyo también habló sobre el informe del Centro de Estudios y Experimentación de Obras Públicas (CEDEX), donde se propuso rebajar la cantidad de agua trasvasable de la cabecera del Tajo de 38 hectómetros cúbicos a 27 hectómetros cúbicos, cuando los pantanos de la zona alcancen el nivel 2 de alerta. Sobre esto, el consejero señaló que es “un pequeño paso pero importante” y ha agradecido al Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico que “haya sido capaz de dar este paso que recupera el planteamiento técnico que en su momento se politizó con el Gobierno del PP”.

Así lo recomendó el CEDEX, cuando se aprobó el Memorando pero no se tuvo en cuenta, y ahora, según matizo el consejero, desde el Gobierno nacional y regional “trabajamos desde la perspectiva técnica”.

Castilla-La Mancha, ha finalizado, “va a ligar su desarrollo económico al agua y a defender el uso eficiente del recurso”, para que ayude al desarrollo de la Comunidad Autónoma. Algo que se va a realizar, como siempre, “desde la mano tendida al Gobierno de España y al resto de España”.

La entrada Castilla-La Mancha rechaza que se continúe trasvasando agua para regadío y trabaja con el Gobierno nacional para derogar el Memorando se publicó primero en Diario de Castilla-la Mancha.

Una nota original de Diario de Castilla-La Mancha Información.