Durante la mañana del 5 de septiembre, la Piscina Municipal de Alcázar de San Juan se convirtió en espacio lúdico, con diferentes juegos de agua, de los que disfrutaron cientos de pequeños alcazareños entre las doce del mediodía y las tres de la tarde. La novedad infantil de la Feria fue todo un éxito y es probable que vuelva a repetirse el próximo año.

Hinchables, toboganes y una burbuja móvil ocuparon el vaso de la Piscina Municipal durante la mañana del 5 de septiembre e hicieron las delicias de los alcazareños más pequeños que, en plena Feria, pudieron disfrutar el último día de baño antes del inicio del curso escolar.

“Juntar niños y agua es éxito garantizado”, comentó la Alcaldesa alcazareña, Rosa Melchor, que se acercó a conocer el funcionamiento de esta nueva actividad festiva. Un éxito que ya se produjo con el espectáculo acuático “La Sirenita y un Príncipe de Cuento”, que tuvo que repetirse por segunda vez ante la gran afluencia de público; y que ha vuelto a repetirse con la gran novedad infantil durante la Feria. Una actividad que se suma a otras cinco actividades diurnas, en el Parque Alces y al espectáculo músico-teatral nocturno, en el escenario de la piscina, que ya se puso en marcha en 2017. Este año, “Caramelo Rock”, en la noche del 6 de septiembre.