Cruz Roja brinda el servicio de Baño Asistido en las Lagunas de Villafranca

El baño asistido es un ejemplo de cómo Cruz Roja utiliza la innovación y la tecnología para mejorar la atención a las personas y grupos más vulnerables, como las personas con movilidad reducida, para que puedan disfrutar del baño con seguridad.

A partir del uno de julio, y hasta al veintiséis de agosto, Cruz Roja brinda el servicio `Baño asistido’ en las Lagunas de Villafranca de los Caballeros dirigido a personas con alguna discapacidad física o personas mayores con movilidad reducida. La iniciativa no se reduce solo a la ayuda durante el baño, sino que también podrán disfrutar de un día entero de ocio, gracias a la disposición de zonas especiales habilitadas con ayudas técnicas como la silla anfibia, ejercicios para el desarrollo de la movilidad, como mancuernas, pelotas y tiras elásticas, y actividades de animación y juegos. Todo ello es posible gracias al apoyo de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha y el Ayuntamiento de Alcázar de San Juan. Este servicio se presta todos los jueves durante los meses de julio y agosto gracias a la labor de más de 20 personas voluntarias, entre personal socorrista, fisioterapeuta, de apoyo y conductor.

Cualquier persona, previa solicitud en la Oficina Local de Cruz Roja en Alcázar de San Juan (Ciudad Real) con alguna discapacidad o con movilidad reducida, puede participar en las actividades programadas, siendo trasladado en un vehículo adaptado de Cruz Roja, para participar en las actividades de animación y juegos, en los ejercicios para el desarrollo de la movilidad, y ser acompañados durante el baño por el voluntariado, disfrutando  de un día de ocio  agradable, fuera de su entorno habitual, en compañía de otras personas usuarias y voluntariado, y guardando las medidas de seguridad y de distancia social.

Además, esto permite que sus familiares dispongan de un periodo determinado de tiempo libre para realizar otras actividades, cumpliendo así el objetivo del respiro familiar.

Cruz Roja en playas

Cruz Roja ofrece este servicio en 57 playas y en aguas interiores en34 municipios españoles, también en este tiempo de emergencia sanitaria. “Hemos adaptado nuestros protocolos a la situación generada por la COVID-19, acondicionando los espacios, habilitando zonas limpias y sucias, dotándolos de los recursos técnicos necesarios y formando a nuestro personal en materia de prevención del virus, pero no dudamos en ofrecer este servicio porque está en nuestro compromiso con las personas vulnerables”, indica Miguel Ángel Sánchez Arrocha, responsable del Programa de Playas de Cruz Roja.

Los dispositivos de baño asistido consisten en sillas anfibias, muletas (andadoras) y chalecos salvavidas, siempre con el acompañamiento del personal de Cruz Roja. Una importante observación, este servicio tiene que ser solicitado con cita previa.

Alianza con AXA

Este año la novedad es que la iniciativa no se reduce solo a la ayuda durante el baño. Este año, en 8 playas, estas personas también podrán disfrutar de un día entero en la playa, solos o acompañados por quienes quieran, gracias a la disposición de zonas especiales en las playas habilitadas con ayudas técnicas (silla anfibia, muletas anfibias y andadores), sesiones de movilidad (con fisioterapeutas), zona de ejercicios para el desarrollo de la movilidad (como mancuernas, pelotas y tiras elásticas), zona de masaje y personal de animación con actividades para adultos o niños. Todo ello es posible gracias a la alianza con AXA y los diferentes ayuntamientos.

Estas zonas especiales a la sombra se habilitan mediante estructuras de madera, cenadores o carpas. En ellas se ubican mesas, sillas, zona de desinfección y almacenaje. Cuentan con baños y duchas adaptadas.

Más de 44.000 atenciones en las playas españolas

La temporada pasada, Cruz Roja llevó a cabo más de 44.000 atenciones, fundamentalmente asistencias sanitarias (31.000), al tiempo que se incrementa el número de asistencias sociales, como el servicio de Baño Asistido para personas con discapacidad o la asistencia a personas extraviadas.

Con una dilatada experiencia de más de seis décadas y un amplio despliegue de recursos humanos y materiales, Cruz Roja apuesta además por la innovación tecnológica aplicada a la actividad de salvamento y socorrismo en playas, tanto a nivel preventivo como en el rescate de personas y embarcaciones utilizando, por ejemplo, drones.

El dispositivo de Playas de Cruz Roja cuenta además con las Certificaciones ISO de Calidad y Medio Ambiente.

Advertisement
Ir arriba