La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) pide explicaciones al Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (SESCAM) por el cese en enero pasado del jefe de Urgencias del Hospital General La Mancha Centro, de Alcázar de San Juan, además de que aún no se ha nombrado a un profesional en este área fundamental, que incide directamente en la calidad de los servicios que reciben los pacientes y usuarios de este centro.

El propio facultativo cesado de su cargo, Francisco Javier López Carmona, desconoce el motivo de esa decisión, señalando que “no me han dado ninguna razón formal que justifique este hecho”, aunque considera que podría consistir en el malestar generado por el periodo de ausencia en el centro, debido al desarrollo de su actividad profesional como médico militar en zona de operaciones fuera del territorio nacional (Misión Sophia en aguas del Mediterráneo frente a las costas de Libia).

El médico no entiende que, tras ser seleccionado como responsable de Urgencias y comunicar previamente a la toma de posesión del puesto, que es médico militar reservista voluntario, y que se le puede activar en cualquier momento por el ministerio de Defensa, se le nombre jefe de Urgencias para luego ser cesado, presumiblemente, por este motivo.

Tampoco el trabajador está de acuerdo con la comunicación de su cese, ya que, asegura, se realizó a través de la plataforma de mensajería WhatsApp en el desarrollo de la misión militar, cuando quizás lo más correcto hubiese sido tras su regreso e incorporación a su puesto de trabajo en el Hospital de Alcázar.

Más información en La Comarca de Puertollano.