La noche en la que Papá Noel reparte los regalos es una de las más especiales para los niños, y no tan niños, de todo el mundo. Subido en su trineo mágico, es capaz de recorrer el mundo en tan solo 32 horas. Un tiempo insignificante si miramos la gran cantidad de kilómetros que tiene que recorrer, cerca de 510 millones de kilómetros. Para conseguirlo, se desplaza a una velocidad de 10.703.437 km/h. Ahora bien, ¿que pasaría si tuviera que repartir los regalos en coche? En este caso, los número cambiarían mucho.

¿Qué pasaría si tuviera que repartir los regalos en coche?

No creo que Papá Noel decida cambiar de  medio de transporte, pero si lo hiciese, tendría que contar con un buen presupuesto, y mucho tiempo libre. En este caso, y según un estudio realizado por el comparador de seguros Acierto, debería destinar cerca de 743 años, mucho tiempo. Además, sólo en gasolina gastaría cerca de 40 millones de euros.

A este presupuesto, habría que sumarle el coste de cambiar las ruedas al coche para evitar problemas de seguridad. Esto le supondría hasta un año y dos meses si realizara todos los necesarios para seguir viajando con seguridad. La legislación actual permite que el dibujo de la rueda tenga una profundidad mínima de 1,6 milímetros. Respecto al desgaste, los expertos establecen el límite para que un neumático continúe siendo eficiente en los 50.000 kilómetros. En definitiva: Santa Claus debería renovar los de su automóvil, al menos, 10.200 veces. ¿El total? Más de 40.500 ruedas cambiadas y un desembolso de 4.630.800 euros.

Para hacer estos cálculos, se ha tenido en cuenta el consumo medio de un coche familiar y el precio actual del combustible. No obstante, a este precio también habría que sumarle los costes de las reparaciones, los descansos, las noches de hotel y las dietas. Sin olvidarnos de las nóminas de los elfos y la fabricación de los juguetes. Lo que viene siendo un dineral.

El gasto en seguros

Si nos centramos en el tema de los seguros, Papá Noel debería decantarse por una modalidad que incluyera vehículos de sustitución, además de que contase con asistencia de viaje sin limitaciones de kilómetros.

Si tenemos en cuenta que necesitaría al menos 2.500 vehículos (si lo cambiase cada 200.000 kilómetros)  y que el precio medio de una póliza a todo riesgo con franquicia para un coche familiar con espacio para el equipaje ronda los 400 euros, desembolsaría más de 1 millón de euros solo en seguros de automóvil.

¿Cuánto tardaría en moto? ¿Y en autocaravana?

Este mismo cálculo también ha sido aplicado en el caso de utilizar una moto o una caravana. En el caso de utilizar una moto, conseguiría evitar los atascos, lo que le permitiría tardar algo menos en su tareas. Tan “solo” 640 años. También se ahorraría alrededor de 13 millones de uros en combustible. Las ruedas debería cambiarlas cada 40.000 kilómetros, pero serían solo dos. En total: 25.500 ruedas.

Si buscase mayor comodidad y decantarse por una autocaravana, destinaría 836 años, pero en este caso, el gasto en gasolina se le dispararía hasta los 65 millones de euros. En cambio, tendría más espacio para los regalos.

A pesar de estos datos, esperemos que Papá Noel siga repartiendo los regalos como hasta ahora y que llegue puntual a su cita de cada año a todos los niños del mundo.

Esta entrada ¿Cuál sería el gasto si Papa Noel tuviera que repartir los regalos en coche? se publicó primero en Redes Sociales.

Más en la Revista de Redes Sociales.