Desde sus inicios “Yo soy Franciscanos” ha beneficiado a un total de 1.235 personas

En marzo del 2020, se ponía en marcha el proyecto Yo soy Franciscanos con la colaboración de la Concejalía de Atención a las Personas del ayuntamiento de Albacete y desde lntermediAcción, asociación para la mediación social intercultural, y que ahora, gracias a una segunda subvención del consistorio, extenderá su actividad hasta el próximo 31 de diciembre.

Por la inclusión y cohesión social del barrio de Franciscanos

El barrio de Franciscanos, es el más poblado de la ciudad de Albacete, y el programa ‘Yo soy Franciscanos’ trabaja en el fomento de la inclusión y la cohesión social de toda la comunidad del barrio de Franciscanos, el más poblado de la ciudad, ya se han llevado a cabo más de 70 actividades, 40 de ellas a lo largo del 2021.

Las que se dividen en diferentes ámbitos de actuación, que tienen que ver con la acción participativa, mediante el desarrollo de diferentes coloquios y actividades en colegios; la generación de espacios de encuentro entre diferentes actores de la comunidad, con la puesta en marcha de cafés-coloquio y encuentros de mujeres; la mediación intercultural y dinamización comunitaria, con la realización de rutas para dar a conocer los recursos del barrio y paseos y encuentros para los más jóvenes, que han implicado la participación de diversas entidades; y la sensibilización, formación e información, mediante la realización de tres sesiones formativas en salud comunitaria y la difusión de publicación y diversa actividad en redes sociales.

Mapa de Recursos Comunitarios

Desde el Ayuntamiento se ha hecho una apuesta por esta iniciativa desde sus comienzos, mediante la colaboración para la creación de un Mapa de Recursos Comunitarios que vio la luz el pasado 2020 y, tal y como ha explicado la concejala de Atención a las Personas, Juani García, “se trata de un recurso vivo e interactivo para dar a conocer el barrio y sus recursos, que ha propiciado el establecimiento de relaciones entre el vecindario” y que ha supuesto un punto de partida de “nuestra apuesta para todo el trabajo y todas las actividades que se han venido realizando posteriormente, a lo largo del 2021 y que consideramos muy óptimas para fomentar la convivencia participativa en el barrio”.

La iniciativa, que surge de la necesidad de impulsar un Proceso de Intervención Comunitaria Intercultural, y que pretende generar respuestas conjuntas para cuestiones en materia de educación, salud y participación, se fija como objetivos

la eliminación de procesos de exclusión basados en desigualdades, el empleo de la diversidad como fuente de riqueza, el impulso de los recursos del barrio para su conocimiento y reconocimiento, y la generación de relaciones de confianza comunitarias, que permitan la creación de respuestas colectivas, priorizando e incentivando el bien común en todas y cada una de las actuaciones.

Adaptación a las circunstancias

Vanesa López, coordinadora de la asociación IntermediAcción en Albacete y mediadora del proyecto, ha explicado que “pese a que la iniciativa surgió justo antes de la llegada del confinamiento, nos supimos adaptar a la situación a través de los formatos virtuales y, después, fueron muchas las personas que nos contactaron, tanto de diferentes colectivos y entidades, como vecinos y vecinas del barrio, para encontrar la manera de colaborar”, algo que, probablemente, “tenga mucho que ver con la mayor conciencia que se ha despertado entre toda la ciudadanía en estos últimos tiempos sobre la necesidad de cuidarnos unos a otros y valorar la cercanía”.

López ha comentado que la intención es que esta apuesta “siga adelante, dado que los objetivos que se plantea no van a estar resueltos en un breve periodo de tiempo, porque estamos ante un proyecto, pero también ante un proceso participativo que requiere de una implicación a medio y largo plazo”.

Desde que la iniciativa se puso en marcha, ya se han beneficiado de todas sus actividades un total de 1.235 personas, 793 de las cuales han participado en propuestas de los últimos seis meses.

Más de 21.000 vecinos y vecinas

Cabe tener en cuenta que el barrio de Franciscanos cuenta con una población de 21.155 habitantes, según datos del padrón de habitantes con fecha de finales de 2019, lo que supone el 12% de la población total de Albacete, entre los que se cuenta con un porcentaje de inmigración de en torno al 16%, un porcentaje de población mayor de 64 años del 23%, del cual el 76% son mujeres que viven solas, y una tasa de población infantil y juvenil del 36%. En el barrio existe también un gran movimiento asociativo y de participación, tal y como se desprende del hecho de que cerca de 70, de las 561 asociaciones inscritas en el Registro Municipal de Asociaciones del Ayuntamiento, tienen su domicilio social en Franciscanos.

La entrada Desde sus inicios “Yo soy Franciscanos” ha beneficiado a un total de 1.235 personas se publicó primero en Diario de Castilla-la Mancha.

Una nota original de Diario de Castilla-La Mancha Información.

Advertisement
Ir arriba