Coincidiendo con las fechas navideñas ha abierto sus puertas en Alcázar de San Juan la conocida franquicia Domino’s Pizza. El local, con 250 metros cuadrados, cuenta con capacidad para atender en sala a un centenar de comensales; más 8 vehículos de reparto a domicilio. El nuevo negocio dará trabajo a más de 20 personas. La alcaldesa alcazareña estuvo presente en la inauguración.

Una nueva franquicia de fast-food aterriza en Alcázar de San Juan, la firma americana Domino¿s Pizza que dará trabajo a más de 20 personas -la mayor parte jóvenes- y ofrecerá a la población servicios y productos propios de la marca. “Lo que más nos gustó de Domino¿s es la calidad de sus productos y el sistema de trabajo”, apuntó en la inauguración Manuel López, propietario del negocio. Un sistema de trabajo basado principalmente en los envíos a domicilio y la recogida en local, para lo que disponen de 8 motos de reparto. El establecimiento está ubicado en un antiguo local de la estación de autobuses y cuenta con 250 metros cuadros, 125 de ellos como sala para poder atender a un centenar de comensales. Entre los servicios, López destacó el “O¿clock” -si el repartidor llega con retraso te regalan la pizza- o el “Come y Bebe” del que se podrá disfrutar en un par de meses, una especie de tarifa plana que, pagando un precio, te permite comer y beber todo lo que quieras.

A la inauguración -celebrada en la tarde del pasado martes, 26 de diciembre- asistieron la alcaldesa alcazareña, Rosa Melchor, acompañada por los tenientes de alcalde Gonzalo Redondo y Rosa Idalia Cruz. Además de conocer el local pudieron degustar, como todos los presentes, algunas de las especialidades que ofrece la franquicia. La primera edil manifestó su apoyo y mostró su satisfacción porque Alcázar siga creciendo empresarialmente, en esta ocasión con una marca que tan sólo se encuentra, con Alcázar, en tres ciudades de la provincia de Ciudad Real.