Rutas guiadas por Alcázar de San Juan

En la tarde del viernes 10  (ruta nocturna) como en la mañana del domingo 12 de noviembre y a lo largo de más de dos horas, cerca de 70 personas han realizado dos rutas guiadas “Alcázar de Cervantes” que coordinada por la Sociedad Cervantina alcazareña e incluida en la programación de las IV Jornadas Vino y Bautismo Qervantino (que organiza el Ayuntamiento de Alcázar), han recorrido los lugares emblemáticos de la ciudad que enlazan a Miguel de Cervantes y su obra con Alcázar de San Juan.

Los asistentes se han concentrado en el punto de origen de la ruta, la estatua de  Alonso Quijano sentado en el pilón y leyendo, con su gato apoyado en sus libros de caballerías, ubicada en el atrio del Centro de Interpretación del Quijote, desde donde ha comenzado el itinerario a pie.

Rutas guiadas por Alcázar de San Juan de noche

La primera parada fue el Quijote Cósmico en la Plaza de Palacio donde se encuentra esta escultura que es gemela de la de la ciudad mexicana de Guanajuato, ambas donadas por Eulalio Ferrer, unen de forma indisoluble a las dos ciudades separadas por el océano Atlántico y que recientemente se han hermanado por sus lazos quijotescos y cervantinos.

Posteriormente y en el atrio de Santa María, han conocido todo lo relativo a la partida de bautismo de Miguel de Cervantes Saavedra fechada en 1558 y donde, desde la misma puerta de la iglesia de Santa María, han podido contemplar un paisaje en el cual el torreón del Gran Prior se asemeja considerablemente al dibujo de la letra capitular del primer capítulo del Quijote (en su edición prínceps).

Letra e capitular

Más tarde se detuvieron en la plaza de la de la Rubia del Rosquero (hoy Plaza de Cervantes, donde hay un monolito dedicado al escritor), para conocer el lugar donde se ubicó la casa en la que nació el Miguel bautizado en Alcázar.

Siguió el Museo del Hidalgo donde se interpreta cómo era la vida de un hidalgo del siglo XVI prosiguiendo en la iglesia conventual de San Francisco  para conocer cómo el escritor profesó en los últimos días de su vida en la Orden Tercera u orden seglar de esta congregación religiosa, con cuyo sayal fue enterrado en el convento de las Trinitarias de Madrid.

Rutas guiadas por Alcázar de San Juan

Otra parada se hizo en la glorieta de azulejos del Parque Cervantes, que constituyen un patrimonio cultural único en España, en una glorieta formada por cuatro bancos decorados con azulejos que representan escenas del Quijote, con la particularidad de que contienen las aventuras del Quijote  (Primera y Segunda Parte de la novela), siendo de las pocas colecciones de España –si no la única- que abarca el Quijote completo desde el inicio hasta el final. El  número total de azulejos es de 290, a la Primera Parte del Quijote corresponden 181 azulejos, mientras que los restantes, 109 corresponden a la Segunda Parte.

La visita terminó en la Plaza de España en uno de los iconos de la ciudad,  la estatua de Don Quijote y Sancho realizada por el escultor Marino Amaya, desde donde los asistentes conocieron la relación que Cervantes tuvo con la Orden Trinitaria, encargada en la época del escritor de llevar a cabo los rescates de cautivos en Argel.

Al final del recorrido, los asistentes manifestaron encontrarse gratamente sorprendidos por la cantidad de curiosidades y sorpresas de la ruta y comprobaron de primera mano la cantidad de elementos que vinculan la ciudad de Alcázar de San Juan con Miguel de Cervantes.