El martes, 1 de octubre, el Autobús del Cerebro ha visitado Alcázar de San Juan para concienciar sobre la prevención de las enfermedades neurológicas. La conocida máxima de “un cerebro sano, en un cuerpo sano”, es el lema escogido por la Sociedad Española de Neurología (SEN) como motivo central de esta campaña. El autobús se ha instalado en el Hospital Mancha Centro y ha despertado gran interés en vecinas y vecinos de la comarca. El delegado provincial de Sanidad, José García Sánchez y la alcaldesa alcazareña, Rosa Melchor, acompañados por el gerente del centro hospitalario alcazareño, Óscar Talavera, se acercaron a conocer esta iniciativa que está recorriendo cinco ciudades españolas.

El Autobús del Cerebro es una iniciativa de la SEN que ha pasado por Madrid y Alcázar de San Juan y visitará otras tres ciudades españolas, Zaragoza, Tarragona y Valencia. En su interior, tres espacios para el diagnóstico, información y entrenamiento del cerebro; con el objetivo de fomentar la concienciación social sobre la importancia de una prevención activa de las enfermedades neurológicas, que afectan al 16% de la población española y a 81.000 personas en la provincia de Ciudad Real, tanto jóvenes como de edad avanzada.

“Trabajar con la prevención es fundamental con todo tipo de enfermedades y desde la Junta de Comunidades papoyamos las acciones encaminadas a la promoción de hábitos saludables”, destacó el delegado provincial de Sanidad, José García Sánchez.

Por su parte, la alcaldesa de Alcázar, Rosa Melchor, agradeció que se haya escogido la ciudad para formar parte de esta campaña de prevención. “Somos una ciudad sanitaria, con una zona de influencia de 200.000 personas en toda la comarca, y el que este autobús pase por nuestra ciudad es una gran oportunidad para niños y grandes para trabajar por mejorar su salud; especialmente con un órgano tan importante como el cerebro que es imprescindible que esté en buenas condiciones para tener una vida longeva y de calidad”.

El jefe de la sección de Neurología del Hospital Mancha Centro, Enrique Botia, explicó que dentro de este autobús se realizan pruebas para conocer el riesgo cerebro-vascular de cada persona. Además, se explican métodos de entrenamiento cerebral como pruebas de memoria, habilidades cognitivas o gimnasia mental. Igualmente insistió en la importancia de la prevención y el diagnóstico precoz de las enfermedades neuronales, destacando que la actividad física, una buena dieta, evitar el consumo de alcohol y tabaco, así como evitar el sedentarismo son fundamentales para este fin. “La gimnasia mental también es muy importante. Leer, escribir, escuchar música, mantener el cerebro activo”.