La concejala de Acción Social y Cooperación Internacional, Matilde Hinojosa, ha visitado el inicio del curso de árabe 2019-2020 que por tercer año consecutivo realiza la ONG SOLMAN. El Ayuntamiento de Ciudad Real colabora con este curso, enmarcado dentro del proyecto de interculturalidad de esta organización no gubernamental, a través de las ayudas para proyectos de sensibilización.

La concejala de Acción Social y Cooperación Internacional, Matilde Hinojosa, ha visitado el inicio del curso de árabe 2019-2020 que por tercer año consecutivo realiza la ONG SOLMAN. El Ayuntamiento de Ciudad Real colabora con este curso, enmarcado dentro del proyecto de interculturalidad de esta organización no gubernamental, a través de las ayudas para proyectos de sensibilización.

La concejala se mostraba convencida de que “la única manera de derribar barreras entre culturas es conocerse. Una de las principales barreras que tenemos contra personas de otras culturas es el desconocimiento, los miedos ante las diferencias, y casi nadie tiende a saltárselas, sino a ir hacia atrás, por lo que la brecha ante las culturas es cada vez mayor”.

Por eso apostaba por cursos como éste “para que nos conozcamos, que rompamos esas barreras porque los miedos están en nuestras cabezas, no en la realidad. Las ciudades están ante una realidad social en la que cada vez hay más grupos de diferentes culturas. Y eso nos debe hacer mejores porque lo que hace la interculturalidad es enriquecernos, nos hacer ser más solidarios y empatizar con el otro”.

Hinojosa justificaba así la labor que está realizando el Ayuntamiento, trabajando en materia de cooperación internacional no sólo en el lugar donde se desarrollan los proyectos, sino también en Ciudad Real para sensibilizar a la población.

El presidente de SOLMAN, Gustavo González, agradecía la colaboración del Ayuntamiento de Ciudad Real con este curso, “puesto que todo el mundo tiene sus capacidades y hay que dar ese acercamiento entre las culturas desde una perspectiva de que todos queremos lo mismo, que es convivir, la tolerancia, vivir en paz. Este curso y el aprendizaje de una lengua como el árabe es un primer paso muy importante para ir quitándonos los miedos, y ver que detrás de todo eso hay una persona”.

También Lucio García, expresidente de SOLMAN, reconocía que gracias a la interculturalidad “podemos convivir con gente que es diferente a nosotros, y eso nos enriquece a todos. Y agradecía la financiación del Ayuntamiento porque “invertir en solidaridad, en cultura e interculturalidad es que es invertir en paz, en convivencia y en valores”.           

Salambuja, de nacionalidad saharaui nacida en El Aaiún, es la encargada de impartir las clases, desde un nivel básico a otro ya avanzado para quienes llevan varios años aprendiendo árabe. Además de estas clases, también se organizarán a lo largo del curso conferencias, talleres de cultura árabe y la proyección de películas con esta temática

La entrada El Ayuntamiento colabora por tercer año con el curso de lengua árabe que organiza la ONG SOLMAN se publicó primero en Diario de Castilla-la Mancha.

Más en últimas noticias de Castilla-La Mancha.