Cerca de 1.600 muestras procedentes de intervenciones de carácter diagnóstico terapéutico están almacenadas en el biobanco del Hospital General Universitario de Ciudad Real (HGUCR), que depende del Servicio de Salud de Castilla-La mancha. Este recurso permite abrir nuevas líneas de estudio a través de la Unidad de Investigación Traslacional, y también sirve como apoyo para el avance biomédico mediante recogida, almacenamiento y cesión de muestras biológicas a los investigadores de la comunidad científica de la región.

Desde la puesta en marcha a finales de 2016, el biobanco consiguió triplicar el número de muestras creando nuevas colecciones que se suman a la inicial de tumores. La responsable del biobanco , Fernanda ralea, junto a Clara Villar, personal técnico voluntario, han trabajado en la ampliación notable del número de muestras tumorales. La colección es más heterogénea gracias a la participación de otros servicios como Cirugía General, del que proceden el 66 por ciento de las muestras, Ginecología, Urología y demás servicios. Toda la recogida de muestras se ha llevado a cabo con la inestimable colaboración del servicio de Anatomía Patológica.

Además, se creó una nueva colección de fluidos líquidos y distintas muestras para avanzar en estudios sobre enfermedades inflamatorias, como es el caso de una nueva investigación multicéntrica de Psiquiatría sobre la relación entre oxitocina con los trastornos de personalidad y la conducta alimentaria. También se está trabajando en la incorporación de la recogida de muestras neurológicas, proyecto de colaboración con la Facultad de Medicina y la Asociación provincial de familiares de Enfermos de Alzheimer de Ciudad Real (Alöis), que “se encuentra muy avanzado y probablemente comience la donación de muestras en unos meses”, ha avanzado la especialista de Anatomía Patológica.

El incremento del volumen y la importancia metodológica que aporta el biobanco a la investigación es resultado también de la apuesta por la actividad científica y la inquietud por los avances biomédicos que parten tanto de la Unidad de Investigación Traslacional como de los distintos servicios.

La estructura del biobanco parte de las colecciones de muestras de cáncer esporádico, cáncer hereditario, biobanco de neuropatología y biobanco de población de referencia. Cada una de estas subdivisiones cuenta a la vez con muestras oncológicas de tejidos, muestras de suspensiones celulares y muestras de ADN.

Se trabaja en tres líneas de acción en paralelo, la ampliación de la colección de tumores y de fluidos corporales (plasma, derrames serosos, etc.), recogida de tejidos neurológicos que “permitan dar forma al primer banco de Castilla-La mancha de muestras para la investigación del Alzheimer”, ha detallado Relea. La tercera línea de interés es la creación de una colección que de soporte a la investigación en enfermedades raras.

Campaña divulgativa para nuevos donantes

De las cerca de 1.600 muestras que alberga biobanco de Ciudad Real, un 45 por ciento aproximadamente se conservan en parafina y el resto se someten a procesos de congelación por debajo de los 80 grados centígrados para mantener la calidad. Un proceso meticuloso en el que interviene Clara Villar.

“Es importante que tanto los profesionales como los posibles donantes conozcan cómo funciona el biobanco y sean conscientes de la importancia de contribuir a la investigación”, ha resaltado la responsable de todo el proceso metodológico. Según Villar en el proceso de recogida y almacenamiento de muestras son de gran importancia las condiciones de criopreservación junto a unas rigurosas medidas de seguridad. Siempre, sin excepción, se parte de un consentimiento informado por parte del paciente” y la recogida de todas las muestras procede de excedentes de analíticas o tejido sobrante de intervenciones quirúrgicas.

Una vez recogida la muestra se procesa y almacena hasta su cesión para un proyecto de investigación. No obstante, añade Villar, se cede “la cantidad mínima necesaria para el estudio, de forma que se reserve parte de la misma en el biobanco para futuras líneas de investigación”.

Para dar a conocer el proceso que se lleva a cabo, y la importancia de contar con un biobanco, se puso en marcha una campaña de divulgación a través de folletos informativos en las consultas externas. “La donación de muestras comienza en la consulta médica donde el personal sanitario informa a los pacientes sobre la posibilidad de donar sus muestras para avanzar en el diagnóstico o tratamiento de su enfermedad”, añade la responsable del biobanco.

Red de biobancos en la región

Con el biobanco de Ciudad Real son ya tres los que existen en la región, junto a los de Albacete y Toledo. El objetivo es consolidar entre los tres una red de apoyo a la investigación biomédica de Castilla-La Mancha y crear sinergias entre proyectos y científicos.

Los biobancos juegan un papel básico en la Investigación Traslacional ya que hace accesibles muestras biológicas a los investigadores cumpliendo unos altos estándares de calidad, así como los requisitos legales y éticos que conlleva. El biobanco del Hospital de Ciudad Real está supervisado por el Comité de Ética de la Gerencia de Ciudad Real y en el ámbito científico por la Comisión de Investigación del HGUCR.

La entrada El biobanco del hospital de Ciudad real ya triplica el número de muestras para investigación se publicó primero en Diario de Castilla-la Mancha.

Más en últimas noticias de Castilla-La Mancha.