El diagnóstico precoz y el seguimiento de casos, el papel de la Atención Primaria así como una herramienta de detección de casos online, serán decisivos para poder pasar a las distintas fases de desescalada

0

El consejero de Sanidad, Jesús Fernández Sanz ha destacado que en esta semana se dará prioridad al diagnóstico precoz de casos por coronavirus y al refuerzo de la Atención Primaria, con la dotación de profesionales a tiempo completo para tareas rastreadoras de casos confirmados y sospechosos.
A estas dos tareas se unen la relación de los profesionales de la Atención Primaria con los profesionales de Epidemiología y de Medicina Preventiva de los hospitales para una rápida detección y comunicación de casos.

Fernández Sanz ha explicado que para ello va a ser fundamental una herramienta de detección y seguimiento de casos online, que proporcionará la información respecto a un posible nuevo caso de manera inmediata, ayudando asimismo al rastreo rápido de los contactos que haya podido tener.

Asimismo, el consejero de Sanidad ha explicado que mantendremos el estudio de seroprevalencia iniciado en los profesionales asintomáticos, tanto sanitarios como sociosanitarios.

El consejero ha realizado un balance asistencial de la semana en Castilla-La Mancha, explicando que son 2.372 casos más confirmados por COVID-19.
“Se han realizado 6.805 PCR más esta semana, para la confirmación de 329 casos. Hay 200 hospitalizados menos que la semana anterior y 45 personas menos necesitan respirador en las unidades de cuidados intensivos. Asimismo, ha habido 357 altas epidemiológicas más”, ha afirmado Fernández Sanz.

El consejero de Sanidad ha añadido que este conjunto de datos nos posiciona en una óptima capacidad asistencial para abordar el pase a la Fase 1 de las tres provincias que no lo han podido hacer este pasado viernes.

Así, ha explicado que el propio doctor Fernando Simón, en su comparecencia de esta mañana ha reconocido que la movilidad y la relación con Madrid han sido determinantes a lo largo de la negociación mantenida en los últimos días con el Ministerio de Sanidad.

Fernández Sanz ha destacado que a lo largo de los primeros días de esta semana que se inicia mañana, se trabajará intensamente en la remisión de datos que se mandan al Ministerio de Sanidad para que las provincias de Ciudad Real, Albacete y Toledo puedan pasar a Fase 1 de la desescalada la próxima semana.

Una nota original de Diario de Castilla-La Mancha Información.