Guadalajara, 23 de diciembre de 2017.- El Gobierno regional financia el funcionamiento de 35 viviendas de mayores en la provincia de Guadalajara, con una inversión que este año ha alcanzado los 861.000 euros. En total son 336 las plazas que se ofertan para que los mayores de Guadalajara puedan envejecer en su entorno, con una atención directa y personalizada.
 
Trabajadoras de estas viviendas han participado esta semana en dos jornadas formativas que se han desarrollado en la Dirección provincial de Bienestar Social impartidas por profesionales de psicología que trabajan dentro del Programa de Intervención Psicosocial de estas viviendas. Se trata de un programa que tiene como principal objetivo prestar una atención de calidad a los residentes en las viviendas y promover un envejecimiento activo.
 
Las profesionales que trabajan en las viviendas requieren de una formación acreditada en distintos ámbitos ya que los residentes en estos recursos reciben una atención integral. Para ello la Consejería de Bienestar Social, facilita a las entidades gestoras de estos centros jornadas de formación, dentro del Programa de Formación Continuada para las Viviendas de Mayores, para que el personal de estas viviendas pueda adquirir los conocimientos, habilidades y actitudes necesarias para el desarrollo óptimo de su prestación.
 
Las jornadas formativas han contado con una elevada asistencia de personal, superando cada día las 20 participantes. El director provincial de Bienestar Social, José Luis Vega, ha agradecido a las asistentes su “trabajo, esfuerzo y entrega para conseguir un óptimo funcionamiento de estos recursos” y ha destacado la relevancia que el personal de estas viviendas tiene “para conseguir que nuestros mayores puedan disfrutar de su vejez”.
 
Las viviendas de mayores son uno de los recursos de alojamiento que mayor aceptación tienen en toda la región, donde en la actualidad funcionan 154 viviendas de este tipo. En estos centros conviven personas mayores, en un entorno familiar y con una atención personalizada. Se promueve un envejecimiento activo, manteniendo la autonomía de los usuarios de forma similar a la vida que llevaba cuando estaban en su propio domicilio, pero atendidos por profesionales que se encargan de dar respuesta a las necesidades que tienen los residentes a nivel grupal e individual.
 
Este recurso, destinado a personas mayores con un buen nivel de autonomía o que necesiten una mínima supervisión, facilita que el mayor tenga cubierta sus necesidades básicas, que se encuentre acompañando, que tenga un estilo de vida similar al que tenía en su casa, que pueda permanecer en su pueblo manteniendo su red de apoyo social de siempre con sus amigos, vecinos y familiares.
 
Pero además facilita el mantenimiento de la población en las zonas rurales, ya que además de crear nuevos puesto de trabajo, favorece la permanencia de muchos mayores en sus propios domicilios a través de servicios de comedor, de comidas a domicilio, de alojamientos temporales, servicio de lavandería y organización de actividades de ocio, entre otras que se ofrecen desde estas viviendas.

La entrada El Gobierno regional destina cerca de 900.000 euros para el funcionamiento de 35 viviendas tuteladas para mayores en Guadalajara se publicó primero en Diario de la Mancha.

Más en últimas noticias de Castilla-La Mancha.