El Pleno Ordinario del mes de abril del Ayuntamiento de Alcázar de San Juan (Ciudad Real), celebrado en la tarde del martes, 24 de abril de 2018, aprobó con la abstención del Grupo Popular instar al Gobierno a cumplir el pacto de Estado contra la violencia de género en cuanto a la dotación presupuestaria para hacerlo efectivo en Ayuntamientos y Comunidades Autónomas. Igualmente, se aprobó definitivamente la cesión de 1.800 metros cuadrados más a la asociación Animalcázar.

La sesión plenaria del mes de abril albergó un debate baldío en muchos de los puntos del orden del día, que abordaron asuntos tratados con anterioridad en otros Plenos. Los puntos aprobados más significativos fueron la moción presentada por el grupo del PSOE para instar al Gobierno a dotar presupuestariamente el pacto de Estado contra la violencia de género y la cesión de 1.800 metros cuadrados en el polígono ganadero para ampliar las instalaciones de la asociación protectora de animales y plantas Animalcázar.

En cuanto a la moción que reclamaba el cumplimiento del pacto de Estado contra la violencia de género, habilitando partidas en los Presupuestos Generales de 2018 para permitir el desarrollo de políticas de igualdad y contra la violencia de género en Comunidades Autónomas y Ayuntamientos (100 millones de euros para las Autonomías y 20 millones de euros para los Ayuntamientos) salió adelante con el apoyo de todo los grupos municipales, a excepción del PP que se abstuvo al no ser aprobadas sus enmiendas que pedían que se dotara el pacto “en la medida de las posibilidades” del Estado e incluir la justificación de las inversiones tanto en Comunidades Autónomas como en el propio Ayuntamiento de Alcázar. El resto de los grupos municipales consideraron que estas enmiendas, lejos de reafirmar el pacto de Estado, se asemejaban más a un “chantaje” o un “brindis al sol”, según manifestaron desde Equo y no abordaban el problema real, la “necesidad de dinero” para hacer efectivas las políticas de prevención, concienciación y protección de las víctimas, como dijo IU o que denotan “miedo a oponerse al Gobierno central”, como expresaron desde el Grupo Socialista.

Tanto el equipo de Gobierno local, como los grupos de oposición de Equo e IU estuvieron de acuerdo en la necesidad de dotar de medios y presupuesto el Pacto de Estado contra la violencia de género, en los términos acordados el 25 de noviembre de 2017, para poder llevar a efecto las más de 200 medidas propuestas por los diferentes grupos políticos y asociaciones. “Medidas complementarias que necesitan de partidas complementarias, aparte de las que habitualmente se contemplan en los presupuestos”, precisó el concejal de Igualdad, Mariano Cuartero.

En este punto, el concejal del PP, Eduardo García Villajos, tras considerar que el PSOE no justificaba en qué medidas se invierte el presupuesto local destinado a igualdad y contra la violencia de género, expresó que “las víctimas pueden estar poco tranquilas con ustedes”. Una expresión que fue criticada por el equipo de Gobierno que pidió rectificación y disculpas, advirtiendo al edil popular que existe ya una sentencia condenatoria contra otro concejal de su grupo, de la anterior Corporación Municipal, que realizó un comentario similar. García Villajos se negó a retractarse y se ratificó en sus palabras, defendiendo que a pesar de ser una expresión “poco acertada” se estaba sacando de contexto.

Animalcázar

En la misma sesión plenaria se aprobó por unanimidad la cesión de una nueva parcela en el Polígono Ganadero, de 1.800 metros cuadrados, que se suma a las instalaciones de las que ya dispone la asociación Animalcázar. Parcela que se anexiona ahora a los 4.500 metros cuadrados de los que ya disponen. Todos los grupos estuvieron de acuerdo en esta cesión y en aportar la ayuda que se pueda desde el Ayuntamiento.

Hasta ahora, la asociación no disponía de la declaración como núcleo zoológico, motivo por el que el convenio con el Ayuntamiento se tuvo que limitar a una ayuda económica de 5.000 euros y no los 10.000 previstos en inicio. La asociación reclama un mayor apoyo económico para poder desempeñar su labor que los grupos catalogaron de “servicio a la comunidad”, ya que se encargan de recoger a los animales abandonados y buscarles acogida o adopción, con sacrificio cero; además de llevar a cabo diferentes campañas de sensibilización y concienciación en relación a los derechos de los animales, contra el maltrato y el abandono.

El convenio de 2018 aún se está negociando con la asociación, contemplando la posibilidad de reforzar la labor de los voluntarios con trabajadores de Plan de Empleo y ampliar la partida económica. Lo que ya se ha acordado es la construcción de 5 nuevos cheniles y poner en marcha una campaña de esterilización de gatos callejeros.