El Servicio de Atención y Coordinación de Urgencias y Emergencias 1-1-2 de Castilla-La Mancha, organismo perteneciente a la Consejería de Hacienda y Administraciones Públicas, contabilizó durante el pasado año una media diaria de 3.840 llamadas.

A lo largo de 2018, la media diaria registrada por meses sigue la tónica de ejercicios anteriores, siendo una vez más el mes de agosto cuando más llamadas se recibieron en la sala de coordinación del 1-1-2, alcanzando la media diaria de 4.452 comunicaciones.

La cifra es una manifestación de la mayor carga de trabajo que se produce en el Servicio de Emergencias 1-1-2 durante la época estival, debido al aumento de población que experimentan muchas localidades de la Comunidad Autónoma por la llegada de veraneantes y la celebración de las fiestas patronales.

Así, tras agosto, julio, con 4.279; junio, con 3.962; y septiembre, con 3.924, son los meses del año que registraron también un mayor número de llamadas al centro de emergencias 1-1-2.

Dejando a un margen el verano, los meses de enero y febrero, con 3.861 y 3.842 respectivamente, son los meses con mayor incremento en el número de llamadas diarias. En ambos meses, los temporales de nieve que azotaron parte de la región fueron los responsables de este incremento.

En el extremo opuesto encontramos noviembre, con 3.431 llamadas. Fue el mes que registró un menor número de comunicaciones al Servicio de Emergencias de Castilla-La Mancha durante el 2018. En este mismo rango se encuentran los meses de diciembre y mayo.

Durante el año 2018 el número total de llamadas registradas en el Servicio de Emergencias 1-1-2 fue de más de 1.473.000. Un dato que se aprecia mejor si se tiene en cuenta que el número de llamadas procedentes, aquellas que dan lugar a una actuación del 1-1-2, ascendieron a 691.535, la mayor cifra de la historia del Servicio de Emergencias de Castilla-La Mancha. Esto pone de manifiesto el buen uso que los ciudadanos hacen del Teléfono Único de Emergencias, gracias al mayor conocimiento que tienen de las potencialidades y utilidades del 1-1-2.

Provincialización

Por otra parte, desde el Servicio de Emergencias se procedió a provincializar las llamadas localizadas con el objetivo de conocer las zonas de Castilla-La Mancha donde se utiliza más el Número Único de Emergencias.

Guadalajara fue la provincia que, en comparación, tuvo mayor número de comunicaciones en 2018, alcanzando una cifra de 2.190 llamadas cada 10.000 habitantes.

De esta manera, Guadalajara sustituye a Cuenca como la provincia de Castilla-La Mancha cuyos habitantes más utilizaron, porcentualmente, el teléfono único de emergencias, ya que en 2017 fue Cuenca la primera en este listado.

Durante 2018 Cuenca se situó en el segundo puesto, con 2.175 llamadas; seguida de Toledo, con 2.079 comunicaciones por cada 10.000 habitantes, y Ciudad Real, con 1.917 llamadas. En último lugar se encuentra Albacete, en cuya provincia se registraron durante 2018 un total de 1.801 llamadas por cada 10.000 habitantes.

La entrada El Servicio de Emergencias 1-1-2 de Castilla-La Mancha recibió 3.840 llamadas diarias de media en 2018 se publicó primero en Diario de Castilla-la Mancha.

Más en últimas noticias de Castilla-La Mancha.