Toledo, 6 de agosto de 2017.- El Teléfono del Menor del Gobierno de Castilla-La Mancha ha recibido durante el primer semestre del año 8.732 llamadas, de las que 315 han requerido orientación especial. Así lo ha indicado la directora general de Familias y Menores, María Ger, que ha visitado la sede de la Fundación ANAR, entidad que gestiona el Teléfono de Atención a la Infancia y Adolescencia del Gobierno regional.
 
Durante su visita, la directora general ha estado acompañada por Benjamín Ballesteros, director de Programas de Fundación ANAR, y Diana Díaz, directora del Teléfono ANAR, que le han hecho entrega del informe semestral del servicio público del teléfono 116111.
 
María Ger ha explicado que el Teléfono del Menor “es gratuito, anónimo y no deja rastros en la factura”, y que durante los seis primeros meses de 2017 se han atendido con orientación especial 315 llamadas, a cargo de profesionales, que se corresponden con 210 casos de niños, niñas, adolescentes y sus familias.
 
La directora general ha subrayado que “estas llamadas exigen una valoración psicológica en su orientación y, siempre que es pertinente, se contemplan posibles intervenciones o derivaciones, por el equipo multidisciplinar, de atención psicológica, social y jurídica”.
 
Procedencia de las llamadas
 
Durante el primer semestre del año, la de Toledo es la provincia donde más llamadas de orientación especial se han atendido, con el 45,7 por ciento del total (144 llamadas). En el resto de provincias de Castilla-La Mancha la distribución ha sido la siguiente: Guadalajara con 60 llamadas (19 por ciento), Ciudad Real con 50 llamadas (15,9 por ciento), Albacete con 35 llamadas (11,1 por ciento) y Cuenca con 26 llamadas (8,3 por ciento).
 
Respecto a la persona que realizó la llamada al Teléfono del Menor, que funciona las 24 horas durante los 365 días del año, el 93,5 por ciento fueron realizadas por un menor, mientras que sólo el 6,5 por ciento por un adulto.
 
La orientación que más se ha requerido en las llamadas de niños, niñas y adolescentes es la de carácter psicológico y social en un 44,1 por ciento de las ocasiones. Además, una de cada tres llamadas de orientación especial ha requerido la orientación más compleja: psicológica, jurídica y social de forma conjunta (30,1 por ciento). Respecto a las llamadas realizadas por adultos, en el 48,2 por ciento de las consultas se ha precisado la orientación psicológica, jurídica y social de forma conjunta.
 
Motivación de las llamadas
 
Atendiendo a las problemáticas más destacadas que motivaron esa orientación especial de las llamadas en Castilla La Mancha durante el primer semestre del año, es la violencia ejercida hacia un menor en cualquiera de sus formas la que agrupa la mitad de los casos. Los problemas psicológicos son la segunda motivación más habitual y engloban situaciones de ansiedad, soledad, intentos e ideaciones suicidas, tristeza, miedos, trastornos psiquiátricos, baja autoestima y trastornos de la alimentación.
 
Le siguen en frecuencia las dificultades de relación, en situaciones conflictivas de comunicación, entre el menor y las personas de su entorno, generalmente sus propios padres, y en menor medida sus hermanos y sus iguales. Los problemas sobre amigos y los de sexualidad, los problemas de rendimiento escolar o de relación en el colegio, los problemas sentimentales, donde los menores trasladan preocupaciones referidas a la relación con su pareja sentimental o con la posibilidad de conseguirla, los problemas de las nuevas tecnologías, los problemas jurídicos y los de conducta, completan el abanico de motivaciones de las llamadas.

La entrada El Teléfono del Menor del Gobierno regional recibió 8.732 llamadas en el primer semestre de 2017, de las que 315 requirieron orientación especial se publicó primero en Diario de la Mancha.

Más en últimas noticias de Castilla-La Mancha.