El año pasado la negativa de familiares a donación de órganosen Castilla-La Mancha fue la más baja de la historia. Ubicandose un 9,22 por ciento por debajo de la media nacional por segundo año consecutivo, según lo indicado por la directora  del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha, Regina Leal.

Leal, que ha inaugurado en Toledo junto a la directora de la Organización Nacional de Trasplantes, Beatriz Domínguez, y la coordinadora regional de trasplantes, María José Sánchez Carretero, la décimo tercera edición del curso ‘El proceso de donación de órganos y tejidos’, ha señalado que en el año 2017 las negativas familiares en la región se situaron casi 45 puntos por debajo que hace quince años y casi nueve puntos menos de la que se registró en 2015.

Estos resultados se deben a la  concienciación de los ciudadanos de la Comunidad Autónoma sobre la importancia de la donación. Y al gran trabajo de los profesionales del sistema sanitario público regional implicados en el proceso de donación y trasplantes.

De ahí la importancia, ha dicho, de cursos como el que se celebra durante tres días en la sede del SESCAM, “ya que la formación y el aprendizaje del proceso de donación de órganos y tejidos para el trasplante juegan un papel fundamental en la consecución de los objetivos que deben tener todos los profesionales relacionados con el trasplante”.

En esa nueva edición del curso participan 40 alumnos, profesionales médicos y de enfermería, seleccionados de entre un total de 130 solicitudes de diferentes instituciones de salud.

Durante la inauguración del curso, la directora gerente del SESCAM ha asegurado que desde el Gobierno de Castilla-La Mancha se seguirán apoyando todas y cada una de las iniciativas que contribuyan, como esta actividad formativa, a conseguir más donantes de órganos “porque aunque sólo sea un donante más cada año, habrá merecido la pena ya que habremos contribuido a dar o mejorar la vida de muchas personas”.

Aunque los verdaderos protagonistas del proceso de donación son los donantes y sus familias, no cabe duda, según Regina Leal, que la intervención de los profesionales sanitarios en todo este proceso es fundamental. En este sentido, ha explicado que es muy importante que los profesionales conozcan los beneficios de los trasplantes y sus resultados; las etapas del proceso para el diagnóstico de la muerte encefálica y las patologías que pueden derivar en ella; la correcta valoración y mantenimiento del donante; el procedimiento del trasplante; la donación en asistolia; la legislación sobre la donación y el trasplante o la ética en todo este proceso; y que reciban formación práctica de cómo afrontar la entrevista con los familiares de un posible donante.

“Es muy importante saber trasladar a los familiares que acaban de perder un ser querido la importancia de la donación de órganos y las vidas que se pueden salvar con ese acto altruista”, ha recalcado Leal, quien ha añadido que el gran trabajo que están haciendo los profesionales sanitarios y el apoyo decidido del Gobierno regional está permitiendo que Castilla-La Mancha mejorando poco a poco el número de donantes y el índice de negativas familiares.

La cifra más alta de trasplantes renales de la historia

2017 también alcanzó el mayor número de transplantes renales de Albacete y Toledo, Además, ha recordado que el año pasado se realizó el primer trasplante de donante vivo en el centro sanitario albaceteño.

En 2017 se realizaron un total de 97 injertos renales en ambos entre ambos hospitales. El aumento en los transplantes está ligado a la mejor conexión e intercambio con otras comunidades autónomas. Esto permite mejorar la compatibilidad entre donante y receptor.

Otro éxito más de este intercambio es el programa PATHI. Centrado en el intercambio renal para trasplantar a los pacientes hiperinmunizados, con participación del programa de trasplante renal de Albacete.

Récord de donantes de médula ósea

En cuanto a la donación de médula ósea, en 2017 se batieron todos los récords de donantes. Hubo un total de 5.039, marcando un incremento del 121 por ciento respecto a 2016. Albacete fue la provincia con mayor número de donantes, con un total de 2.770.

“Aunque todos estos datos nos hacen ser optimistas, no nos deben hacer bajar la guardia y por eso vamos a seguir dando un mayor impulso a la información, a la formación y a la concienciación de los ciudadanos sobre una decisión, la de donar órganos, que puede brindar una nueva oportunidad de vivir o de mejorar la vida a otras personas que necesitan un nuevo órgano”, ha concluido Leal.

“Cambio radical” en Castilla-La Mancha

La directora de la Organización Nacional de Trasplantes, Beatriz Domínguez, dio un mensaje de felicitación a Castilla-La Mancha. En los últimos años hubo cambios radicales que permitieron igualar los niveles de donación y transplante con la media nacional.

Un ejemplo es el del transplante renal en Castilla-La Mancha. Con aumentos en proporción de casi el 70%.Esto demuestra el gran esfuerzo de profesionales y sociedad respecto a la temática.

La entrada En 2017, la negativa de familiares para donación órganos fue la más baja de la historia en Castilla-La Mancha se publicó primero en Diario de Castilla-la Mancha.

Más en últimas noticias de Castilla-La Mancha.