Fallece a los 98 años Luis Monje Ciruelo, referente del periodismo alcarreño al que dedicó toda su vida

El periodista oriundo de Palazuelos (Guadalajara), Luis Monje Ciruelo, ha fallecido esta madrugada a los 98 años después de toda una vida dedicada al mundo del periodismo y tras dejar atrás un patrimonio cultural de más de 21.000 artículos y crónicas dedicados exclusivamente a Guadalajara, la tierra a la que ha dedicado su vida.

«Ha sido un gran maestro de periodistas y uno de los mayores alcarreñistas de la historia», ha declarado a Europa Press su hijo, Luis Monje Arenas, para quien, dejando a un lado la memoria familiar que deja como padre y, sobre todo, como enamoradísimo y ejemplar marido, deja también un patrimonio culturar «enorme».

Además, a través de las redes sociales, su hijo Luis Monje, fotógrafo de profesión, se refiere también a su padre como un hombre que, con cuatro carreras universitarias, decidió volcar su vida profesional «por completo» al mundo del periodismo, profesión que empezó a la temprana edad de 16 años y que, según afirma, prácticamente ha terminado esta semana, casi 86 años dedicados al mundo periodístico.

Para su hijo ha sido, sin duda, «la mejor pluma» durante la segunda mitad del siglo pasado; y ha logrado dos Guinness Récords, el de periodista más longevo del mundo y el periodista con más años en activo. «Ambos se ha quedado sin verlos colgados en casa por lo largo que es el proceso de validación que se exige», ha apuntado.

Luis Monje Ciruelos trabajó en agencias, en ABC, entre otros medios, pero, sin duda, su vinculación mayor con el mundo del periodista ha sido con el periódico Nueva Alcarria, para el ha estado escribiendo hasta prácticamente su fallecimiento, sin faltar nunca a su compromiso con este medio.

Luis conocía todos los pueblos de la provincia y sobre todos había escrito algo, afirma su hijo, para quien viajar «con semejante maestro» por Guadalajara ha supuesto una experiencia inolvidable «por su amor por nuestra tierra y por su enciclopédica memoria de alcaldes, historias, anécdotas, etc, que ha conservado casi hasta el final».

«Descansa en paz, papá. Hoy elevas tu vuelo en busca de Petri, la persona que más has amado del mundo y a la que tantas poesías has escrito tras su muerte; que sepas, que habéis sido un modelo para mi en todos los sentidos», concluye orgulloso su hijo.

Desde que se ha conocido su fallecimiento, las muestras de condolencia son numerosas. Así, para el cronista provincial de Guadalajara, Antonio Herrera, escritor y amigo personal de Luis, se ha sumado a través de las redes al recuerdo y a las muestras de condolencia.

«Se ha ido Luis Monje Ciruelo. Con él se va una época del periodismo, de la crónica, del análisis. Se va un buen amigo, un alcarreño inmenso, y, desde aquí envío a los suyos mi consuelo». «De Monje Ciruelo se despide Guadalajara entera», concluye.

Fue redactor jefe y subdirector de semanario alcarreño Nueva Alcarria; corresponsal y cronista de ABC, la Vanguardia de Barcelona, Agencia EFE, Cadena SER, Associated Press y otros medios de comunicación, llegando a ser fundador y director de la Revista Badiel.

Nunca se jubilo porque nunca ha dejado de escribir; entre sus reconocimientos obtuvo varias veces el Premio ‘Provincia de Guadalajara’ de Periodismo; también el premio de periodismo del Ayuntamiento de la capital, y en 1976 fue designado por la Asociación de la Prensa de Segovia como el mejor Cronista de Prensa de España.

El velatorio será a partir de las 18.00 horas en el tanatorio del Hospital Universitario de Guadalajara y este domingo, a las 16.40 horas será la misa funeral en San Ginés. El entierro de las cenizas será el lunes en un acto estrictamente familiar.

La entrada Fallece a los 98 años Luis Monje Ciruelo, referente del periodismo alcarreño al que dedicó toda su vida se publicó primero en Diario de Castilla-la Mancha.

Consulta más Noticias de Castilla-La Mancha, Noticias Ciudad Real, Noticias Toledo o Noticias de Cuenca.

– patrocinadores –

Sin un sí es no

Síguenos en redes

Noticias destacadas

– patrocinadores –

Sin un sí es no
Ir arriba