Hallados los restos de una mujer romana en un recinto funerario del Neolítico en Granada

Un equipo de investigación de la Universidad de Granada (UGR) ha encontrado los restos de una mujer romana en la necrópolis megalítica de Panoría, que tuvo uso entre los años 3600 y 2100 a.C.

Este hallazgo resulta sorprendente porque la mujer falleció en torno al siglo V d.C., es decir; más de 2.600 años después del abandono de Panoría como recinto funerario. Los detalles se publican en la revista Journal of Archaeological Science.

La mujer falleció en torno al siglo V d.C., es decir; más de 2.600 años después del abandono de Panoría como recinto funerario

La necrópolis de Panoría se localiza en el extremo más oriental de Sierra Harana, en la localidad de Darro, en Granada (España). El espacio consta de al menos 19 sepulturas, de las que nueve han sido excavadas en los años 2015 y 2019 por un grupo de investigación del departamento de Prehistoria y Arqueología de la Universidad de Granada.

Un lugar de enterramiento del neolítico

El recinto se compone de monumentos megalíticos formados por cámaras funerarias de forma trapezoidal a las que se accede por cortos pasillos. En su interior se han registrado numerosos restos antropológicos y ajuares funerarios. En concreto, se han estudiado más de 55.000 restos que pertenecen a hombres, mujeres y niños.

La datación por radiocarbono de estos huesos muestra que la necrópolis fue usada con intensidad durante breves periodos. Su construcción y primer uso se realizó entre el 3600 y 3500 a.C., en época neolítica, cuando este tipo de monumentos era típico.

En Panoría se han estudiado más de 55.000 restos que pertenecen a hombres, mujeres y niños

Posteriormente, y tras un largo periodo de inactividad funeraria, las sepulturas fueron de nuevo utilizadas en los siglos 25 y 21 a.C., durante periodos temporales que no superaron los 100 años. Aproximadamente en torno a 2100 a.C. la necrópolis fue abandonada.

“Durante el proceso de excavación se produjo un hallazgo sorprendente: en el exterior de la cámara funeraria de la que conocemos como sepultura 15 se registró una fosa en la que, en el pasado, se depositaron cuidadosamente los restos de un cráneo, y sobre él, dos huesos largos: un húmero y una tibia”, explica Gonzalo Aranda Jiménez, del departamento de Prehistoria y Arqueología de la Universidad de Granada y autor principal de la investigación.

Restos de una mujer joven

El estudio antropológico demostró que el cráneo pertenecía a una mujer de entre 18 y 25 años que murió en el siglo V d.C., una época que se conoce como Antigüedad Tardía. Esto significa que más de 2.000 años después de ser abandonada, la necrópolis fue reutilizada en época romana.

“En realidad, no fue una práctica funeraria propiamente dicha, sino un ritual que implicó la deposición de restos óseos ya esqueletizados y no de un individuo recién fallecido”, explica Margarita Sánchez Romero, otra de las autoras del trabajo.

El ritual que implicó la deposición de restos óseos ya esqueletizados, y no de un individuo recién fallecido

“Desconocemos las razones por las que los restos de esta mujer se enterraron en Panoría. Lo que sí parece evidente es la importancia que la necrópolis debió tener como lugar sagrado, probablemente conectado con la historia y memoria de las comunidades locales que habitaron la cuenca de Guadix”, añade Sánchez Romero.

“La pervivencia de determinados lugares en la memoria colectiva, nos invita a reflexionar sobre la variabilidad cultural humana, y sus múltiples y complejas manifestaciones”, concluye la investigadora.

Noticia de Agencia Sinc. Además quizás te interese saber más sobre Decoración de Interiores, servidores dedicados o Noticias de Ciudad Real.

Ir arriba