El papel pintado es un material decorativo, económico y versátil, que te ayudará a poner un toque diferente y muy personal en toda tu casa. Si te encanta pero no lo quieres pegar en las paredes, te interesa seguir leyendo. Vamos a darte algunas ideas con papel pintado que te van a chiflar por originales y resultonas.

Las paredes de las casas se empapelan desde hace muchísimo tiempo. Yo misma recuerdo un tiempo en el que el papel pintado era la norma en la mayor parte de las casas españolas. Más o menos elegante, floreado, geométrico o psicodélico, los diseños de las paredes en la década de los 70 eran dignos de estudio. Pues bien, para demostrarte que sigue siendo tendencia, hoy queremos enseñarte algunas geniales ideas con papel pintado que no son la más habitual. ¿Quieres saber cómo usarlo para decorar?

Y es que revestir las paredes de papel pintado no es la única forma de darle un uso decorativo. Hay muchas más, a cada cual más divertida y original.

Ideas con papel pintado para renovar muebles

Fuente: Crazy Wonderful

Si eres de los que no pueden pasar por una tienda de muebles de segunda mano sin entrar y rebuscar, entonces seguro que tienes más de una joya recuperada en tu casa: una mesilla de noche restaurada, una cómoda vieja que ha vuelto a la vida, o un aparador rescatado del trastero.

Sea como sea, la mayoría de estos muebles viejos y destartalados tienen el interior de puertas y cajones un tanto deteriorados. Después de recuperarlos con pintura, por ejemplo, es una gran idea forrar el interior con papel pintado para tapar las manchas y rozaduras que puedan tener, y para darles un toque personal. Como ves, ¡no puede quedar mejor!

Forrar cajoneras para el escritorio

Fuente: Hunker

Ahora que estamos en septiembre, mes de la vuelta al cole, es el momento de actualizar nuestro rincón de estudio o de trabajo. Y esta idea de decorar una pequeña cajonera de cartón para los papeles es genial. Además de fácil de hacer.

Y quien dice una bandeja para papeles y documentos dice una caja para guardar elementos de oficina, los pañuelos de papel, etc. Utilizar papel para forrar cajas es una gran idea, y usar papel pintado te permite coordinar la decoración de un espacio.

Un cabecero de cama low cost

Fuente: Hunker

Si estás dándole vueltas al tema, pero no das con la manera perfecta de hacerte con un cabecero de cama, el papel pintado puede ser la solución. Para empezar, te resultará mucho más económico que cualquier cabecero, ya sea de madera o de metal.

Te servirá para proteger la pared de posibles roces, y es una solución que no tiene por qué ser definitiva. Puedes decorar el cabecero de tu cama con papel pintado mientras sigues buscando esa pieza perfecta que tienes en tu mente para la decoración de tu dormitorio.

¿Y si empapelo el techo?

Fuente: Society Letters

¿Te has hecho alguna vez esta pregunta? ¿Se lo has contado a alguien y te han llamado loco? Pues si te ha ocurrido esto último, has de saber que no es una idea tan descabellada. La mayoría de los mortales, eso sí, tiende a poner el papel pintado en las paredes, pero decorar el techo en este material tan versátil es posible. Y hasta queda bien en muchas ocasiones.

Fuente: The Chromologist

Sin embargo, y por mucho que te guste el resultado, has de saber que no es fácil empapelar un techo. Si estás decidido a hacerlo, busca ayuda porque solo te va a resultar dificilísimo.

Cuando acabes te darás cuenta de que tu nueva habitación será de todo, menos aburrida. Le habrás dado un plus de personalidad al espacio que no pasará desapercibido.

Cuadros, relojes y otros elementos de pared

Fuente: Hunker

Estas ideas con papel pintado que se adentran en el diverso mundo de las manualidades me parecen geniales. Y pueden quedar genial, si las sabes aplicar. Por ejemplo, en caso de que hayas empapelado una pared en un dormitorio infantil, puedes hacer un cuadro con algún trozo de papel que te haya sobrado y coordinar así la decoración. Solo tienes que recortar y enmarcar. ¡Listo!

Y si quieres una idea un poco más compleja (aunque poco), fíjate en el reloj de pared. Para hacerlo solo tienes que forrar una tabla, redonda o cuadrada, con el papel pintado, hacer un agujero y acoplar las agujas y el mecanismo del reloj, que queda por detrás. Fácil, ¿verdad?

También en la cocina

Fuente: Hunker

¿Quién dijo que la cocina no es lugar para poner papel pintado? Hoy existen unos preciosos, lavables y superresistentes papeles vinílicos que soportan estoicamente la humedad. Pero, además, hay ideas con papel pintado para aplicar en la cocina que resultan de los más original.

Puedes revestir, por ejemplo, el frente de la cocina con papel pintado, y cubrirlo con una plancha de metacrilato transparente. Así podrás lucirlo y estará protegido de las manchas.

El papel pintado es una opción increíble para decorar y renovar cualquier rincón de la casa. ¿Qué idea es la que más te ha gustado?

Puedes leer la entrada original y completa en Ideas con papel pintado para decorarlo todo (y no solo las paredes) de la revista online Decoración 2.0.

Más en la Revista de Decoración y Hogar.