En la decoración de interiores casi siempre nos solemos preocupar por los muebles de gran tamaño como sofás, mesas, aparadores, camas y demás, dejando en un segundo plano algo tan importante para el aspecto de nuestro hogar como es la decoración de las paredes. A ver, siempre recomiendo enfocarse primero en estos grandes muebles antes de comenzar a habitar una vivienda, para luego dedicarse a la decoración de las distintas paredes del hogar.

Un truco para que tu casa desprenda personalidad por los cuatro costados, sin duda alguna, es contar con buenas ideas y buen gusto a la hora de decorar las paredes. Y si nos tuviésemos que quedar con una de las paredes que más presencia tienen de toda la casa, esa sería la de detrás del sofá del salón. Por eso, en este artículo, te mostramos algunas ideas para decorar la pared de detrás del sofá.

Estantería

Además de decorar este espacio, son la mar de útiles. Nos vendrá de perlas para colocar libros, figuras, jarrones y demás elementos decorativos. Existen estanterías de formas muy diferentes: desde con formas sinuosas y curvas, hasta las típicas baldas de toda la vida. Además, al ser de madera, dotarán a tu hogar de ese ápice de calidez. Si quieres algo que aparte de estético sea funcional, te recomiendo colocar estanterías fervientemente.

Espejo

Opción ideal para salones de espacio reducido. ¿Por qué? Muy sencillo. Los espejos ayudan a ampliar la sensación de profundidad gracias a su reflejo, así nuestro salón parecerá incluso más grande. Espejos los hay de todas las formas y maneras: redondos, cuadrados, rectangulares, poligonales… Escoge el que mejor le venga a tu espacio, aunque lo más importante no es el espejo en sí, si no el marco. Debes elegir un marco con personalidad, que quede bien en la habitación.

Si en tu salón cuentas con elementos de madera, escoge un marco de madera. Si por el contrario quieres darle un toque industrial a la habitación, elige uno de forja o de metal.

Pósters de cine

Si eres cinéfilo, esta opción te va a encantar. Se trata de decorar la habitación de detrás del sofá con pósters de cine. Te explico, el cartel cine ya está diseñado para decorar y llamar la atención, por lo que te vendrá a las mil maravillas para darle ese toque de fantasía a tu salón. Existen muchas formas de hacerse con este tipo de carteles. Hay sitios webs en Internet que los venden, e incluso, si cuentas con un cine de confianza, puedes pedirle aquellos que les sobren. Hay muchos propietarios de cines que se prestan a ello.

Cuadros de todos los tamaños

Esta es una de las opciones más populares. La decoración de paredes con cuadros se lleva haciendo desde toda la vida, pero puedes darle una vuelca de tuerca. Evita eso de poner un solo cuadro grande o dos como mucho, y prueba a hacer un collage con cuadros de todos los tamaños. Déjate llevar por la intuición a la hora de decorar y coloca cuadros, tanto pequeños como grandes, hasta lograr una composición que sea agradable.

También puedes jugar con los colores. Hay gente que decora con cuadros en blanco y negro, e incluso otra que es muy meticulosa y simplemente coloca aquellos cuadros que entren dentro de la paleta de color del salón.

Puertas antiguas

Y por último la opción más original. Como habrás leído en el encabezado, en efecto, hablamos de decorar la pared de detrás del salón con puertas antiguas, tal y como puedes ver en la imagen. Se dice que la nueva moda proviene del reciclaje, y en cierto modo es así. Agregando este tipo de puertas dotarás a tu hogar de un toque rústico e intimo, que vendrá de perlas en esos meses de frio.