La Asociación contra el cáncer anima a hacerse la prueba de detección precoz del cáncer colorrectal

La edad diana es entre los 50 y 69 años

Coincidiendo con la conmemoración del Día Internacional del cáncer colorrectal, la Asociación española contra el cáncer ha celebrado una jornada informativa para animar a la población para que colabore con el SESCAM en la detección precoz de este tipo de cáncer que es el de mayor incidencia y mortalidad en España.

Se propone hacer la prueba a personas entre 50 y 69 años pero solo el 33% se la han hecho en Ciudad Real. Explicaba el presidente de la Asociación contra el cáncer en Alcázar, Enrique Lubián, que quieren animar a que las personas participen porque es un aprueba muy poco invasiva que da muy buenos resultados en la detección temprana. Si se detecta pronto, el 70% lo supera, si no se detecta pronto el mismo porcentaje es de mortalidad. Por lo que es muy importante, insistía.

Este tipo de cáncer es el de mayor incidencia y mortalidad en España por lo que es muy trascendental que con una prueba, sencilla, poco invasiva y muy barata “podamos conseguir que muchas gente se quede con nosotros que es lo que estamos intentando”, se lamentaba Lubián. El 48 % de los casos que se dan es en la franja de edad que se considera edad diana y es la que se está controlando.

La alcaldesa, Rosa Melchor, decía que quieren apoyar esta campaña porque siempre se ha apostado por la prevención, la detección precoz de las enfermedades, prueba de ello es el éxito, mencionaba, de la campaña de detección del cáncer de mama que está dando muy buenos resultados y solo se dejó de hacer en la legislatura de María Dolores de Cospedal. Con el cáncer de colon, decía la alcaldesa, pasa igual, porque no es lo mismo detectar un cáncer antes que tarde. Es mejor, y se tienen muchas más posibilidades de salvación y de curación, detectarlo en los momentos iniciales y no dejar que se prolongue en el tiempo y no tenga solución.

La enfermera Sonia Santamaría explicaba que la prueba es muy sencilla, nada invasiva. Se trata de impregnar en las heces un dispositivo que se debe llevar al centro de salud para su análisis. Las pruebas las solicita el SESCAM, el médico de primaria o la enfermera de cada paciente.

 

Ir arriba